“A partir del lunes estaremos en Fase 4”

En la noche de este sábado, el intendente Ezequiel Galli y el secretario de Salud del Municipio Germán Caputo, brindaron una conferencia de prensa en el Salón Rivadavia.

_____________________________

El Intendente agradeció la respuesta de la convocatoria y, en principio, dio a conocer el parte diario respecto a la situación epidemiológica: “en el día de ayer tuvimos 22 casos positivos. Hoy sábado 29 de agosto se registraron 4 casos positivos, 2 casos curados. Tenemos 71 casos activos, 17 descartados, 4 personas internadas en Unidad de Terapia Intensiva, dos de los cuales son de la ciudad de Laprida, 11 pacientes en Clínica COVID, 8 de los cuales pertenecen a una residencia de adultos mayores que decidimos su traslado al Hospital Municipal para evitar contagios con el resto de los residentes. Sobre el total de casos activos, el 66% son menores de 60 años. A la fecha hemos realizado 2622 testeos propios, hemos testeado también vecinos de otras localidades”.

Tras ello, Galli anunció el retorno del municipio de Olavarría a Fase 4. En este sentido explicó que “el sistema de fases es objetivo y establece determinados requerimientos a cumplir para mantenerse en cada una de ellas. El día de hoy se comunicó conmigo el Jefe de Gabinete de Ministros provincial Carlos Bianco y me informó que a partir de este lunes 31 de agosto volvemos a Fase 4, por la cantidad de casos que hemos tenido”.

Esto implica “el cierre de aquellas actividades que fueran habilitadas en Fase 5: actividades culturales – transmisiones remotas, grabaciones de shows, talleres culturales –  actividades deportivas en espacios cerrados con distanciamiento social y gimnasios. No se suspenden las salidas recreativas”.  

“Queremos reiterar a la ciudadanía lo que significaría un retorno a la Fase 3, en caso de que hubiese que hacerlo: desde lo económico tendría un impacto muy negativo: deberían dejar de funcionar el servicio doméstico, obras privadas, comercios no esenciales, actividades religiosas, salidas recreativas, gestorías, locales gastronómicos y consultorios psicológicos”. Por ello, el Intendente enfatizó: “reforzamos el pedido de no hacer reuniones sociales, de seguir respetando el distanciamiento, el uso de tapabocas, los cuidados de higiene personal. Tenemos que seguir cuidándonos, cuidar al otro, vamos a hacer hincapié en esto”.

“Hoy tenemos que volver para atrás: esto implica que muchas actividades dejen de funcionar, con un impacto muy negativo para la comunidad. Hay una gran preocupación de la Provincia respecto al aumento de casos en el interior y Olavarría no escapa a esta realidad, como no escapan otros municipios que están en una situación mucho más compleja de la que estamos nosotros”, consideró Galli.

En cuanto a los comercios, el intendente informó que no se retornará a la restricción horaria, aunque aclaró que esta situación es dinámica y puede cambiar.

Sobre las reuniones de hasta 10 personas al aire libre eventualmente habilitadas desde Nación, Galli aclaró que aún no hay precisiones, hasta tanto Provincia no se expida al respecto, no están habilitadas.

El doctor Germán Caputo, por su parte, indicó que “como todos saben hay un aumento significativo de casos COVID positivo en toda la República Argentina y particularmente en el interior de la provincia de Buenos Aires. Olavarría no es la excepción, es una ciudad compleja desde el punto de vista epidemiológico por distintas cuestiones, tenemos una gran interacción con AMBA y con ciudades de la región, principalmente de personal esencial que vive en la ciudad y que trabaja en el Gran Buenos Aires, es una ciudad difícil de manejar desde el punto de vista epidemiológico para contener la pandemia”.

“En los últimos casos podemos hacer distintas conjeturas, hay una importante cantidad de casos de personal esencial, por otra parte muchos contagios en reuniones sociales y bastante casos positivos que surgen de la vigilancia epidemiológica dispuesta desde nuestra Secretaría de Salud en barrios, servicios hospitalarios y geriátricos, que nos permitió identificar casos asintomáticos positivos, aislarlos y que no tengan contactos con personas sensibles, susceptibles y que presentan comorbilidades”, manifestó.

En este sentido sostuvo que “el personal esencial es clave en esta lucha, por lo que se deben extremar las medidas de bioseguridad en ambientes laborales y en su vida privada. Otro detalle importante es que en el ambiente laboral son óptimas las medidas de bioseguridad, entre personal de trabajo y entre los pacientes; pero no son tan buenas entre la relación personal”.

“Vuelvo a repetir lo que venimos diciendo desde el inicio de la pandemia, desde hace muchos meses, es importante recordar que: tratemos en los ambientes laborales no tomar mate, en caso de comer hacerlo alejado del resto de los compañeros, siempre con barbijo, en caso de fumar hacerlo al aire libre y solo, ventilar los ambientes y no concurrir al lugar de trabajo con sintomatología”, agregó.

Por otra parte precisó que “Ezequiel (Galli) les adelanto el panorama de la situación hospitalaria, pero se los amplió: hay 4 pacientes en Unidad de Cuidados Intensivos, 3 de ellos con respirador, 2 de ellos son de Laprida, los otros dos pacientes son de Olavarría, un señor de 50 años y otros de 70 años, aproximadamente. En Clínica COVID se encuentran 11 pacientes, 8 corresponden a personal permanente de los geriátricos, adultos mayores institucionalizados y asintomáticos que se encuentran allí por aislamiento. De los restantes 3 pacientes en Clínica COVID, uno se trata de un paciente joven que si Dios quiere está en vías de un alta próxima, y los restantes dos pacientes tienen 60 años aproximadamente y presentan distintas comorbilidades y dificultades respiratorias moderadas y se encuentran en permanente monitoreo”.

En relación a la capacidad hospitalaria, reconoció que “por el momento la capacidad es bastante menor a otros años, los porcentajes son bajos, tenemos capacidad, estamos aislando pacientes asintomáticos, que es complejo porque hay que entrar cambiado, hay un gasto importante de elementos de protección personal, también hay un desgaste de personal médico, enfermería y de limpieza. Pero creemos que este aislamiento que estamos haciendo de pacientes asintomáticos lo mejor para la salud pública y para la contención de brotes en geriátricos”.

Para tener estos porcentajes bajos de ocupación hospitalaria fue clave el trabajo que se realizó en estos meses, ahora uno se siente podemos decir un poco más relajado, los problemas se van resolviendo, porque hay mucha gente detrás, hay muchos médicos dejando la vida. Olavarría no va a dejar de agradecer en el resto historia este esfuerzo, hay infectólogas, directoras de Atención Primaria, mucha gente haciendo un trabajo impresionante. Hoy por hoy el sistema sanitario está conteniendo esta pandemia”, afirmó.

Además, contó que “el contacto con el resto de los Centros de Salud es diario y realmente es un logro importante en la ciudad, la comunión es muy importante, prácticamente desde la Secretaría de Salud manejamos cualquier inconveniente que se presente en cada CAPS, porque cualquier problema en cualquier lugar de la ciudad es un problema para la salud pública y estamos atentos a cualquier mínimo requerimiento”.

“El día miércoles tuvimos un caso positivo de personal de salud y el jueves hicimos vigilancia epidemiológica a todo el servicio, logrando determinar distintos positivos asintomáticos, aislarlos y sacarlos del contacto con personas con susceptibilidades y comorbilidades. Esa misma noche logramos restablecer el servicio para el manejo de la contingencia que estaba programada”, dijo.

Al respecto Galli agregó que “se contrataron a cuatro personas que trabajaron a destajo, quiero aclarar que una cosa es el personal de salud cuando atiende a un paciente y otra es la interacción entre los empleados. Es diferente cuando se atiende a una persona, donde se extreman todos los cuidados. En el servicio con un caso positivo, en esa misma jornada hisopamos a todo el personal. Además no hay contacto entre servicios para no que no exista diseminación. Se realizaron los reemplazos en dicho servicio, funcionando de la mejor manera, con reemplazos de médicos que se encuentran dentro del sistema de salud”.

Al sector consultado sobre la marcha del sector turístico, el Intendente reconoció que “el sector turístico está pasando un momento muy malo, desde el inicio de la pandemia, con aeropuertos cerrados y nadie quiere viajar porque no se sabe lo que está pasando. Pero vamos a dejar que se expresen libremente, pero que lo hagan con todas las medidas de bioseguridad personal, con distanciamiento, no con aglomeraciones de gente. Sabemos que el gobierno nacional los viene acompañando con los ATP, para todos aquellos que tengan local comercial y empleados en blanco. Sabemos de la problemática y del momento que están pasando, que no ven un horizonte ni a corto ni a mediano plazo. Nos da mucha tristeza, al igual que como sucede con muchos otros sectores que no pudieron aún volvieron a funcionar y que no saben cuándo lo van a poder hacer”.