Coopelectric: El Consejo de Administración repudió y desmintió los dichos de Luz y Fuerza

En los últimos días una empleada administrativa fue diagnosticada de Coronavirus. Como medida preventiva se dispuso el aislamiento de más de una decena de personas y el cierre de las oficinas. Sin embargo, a partir de un conflicto gremial la institución a la fecha no puedo retomar la atención al público. Desde el Sindicato denuncian diversas irregularidades y desde la Cooperativa se repudiaron y desmintieron tales afirmaciones.

_____________________________________________

 

En el inicio de la tarde de este martes desde Coopelectric se emitió una comunicación en la que se detalla no sólo cómo se sucedieron los hechos a partir de la confirmación de un caso positivo de Covid19 en el área administrativa, sino que además se plantea un duro posicionamiento contra la postura adoptada desde el Sindicato de Luz y Fuerza, en un conflicto que no ha permitido que se retome la atención al público en la sede ubicada sobre Belgrano al 2800.

 

Tal es así que en las primeras líneas del comunicado se narra que el cierre de las oficinas se prolongará “hasta tanto el Sindicato Luz y Fuerza de Olavarría revea la medida adoptada tras la confirmación de un caso positivo de COVID-19 en nuestra institución, por no reconocer como válido el Protocolo Municipal del Comité de Crisis de Olavarría para este tipo de casos”.

 

“Resulta pertinente aclarar el devenir de los acontecimientos una vez que fue detectado el caso positivo de COVID-19 en el sector administrativo. El día miércoles 26 de agosto en horas de la tarde, la gerencia de Recursos Humanos tomó conocimiento de la detección de un caso positivo de COVID-19 en una empleada que desempeña tareas en el tercer piso de la sede administrativa y no atiende al público. Ante ello, de manera inmediata se dio aviso al Consejo de Administración, al Sindicato Luz y Fuerza de Olavarría en la persona de su Delegado en la administración, a los subgerentes administrativos, a los responsables de los departamentos externos de Seguridad e Higiene y Medicina Laboral, y a la Secretaría de Salud de la Municipalidad de Olavarría dado que el hisopado fue realizado en un laboratorio privado de la ciudad”, se relató.

 

 

Luego se detalló que “la autoridad sanitaria competente llevó adelante el control epidemiológico correspondiente y en cumplimiento del Protocolo Municipal indicó el aislamiento de la persona diagnosticada con COVID-19 y de los contactos estrechos que la paciente denunciara tanto en el ámbito laboral como personal, así como la desinfección de todo el establecimiento. En tal sentido, y a los efectos de evitar la propagación de la enfermedad, se dispuso el aislamiento durante 14 días de once (11) empleados y el cierre de la Sede durante los días 27 y 28 de agosto para llevar a cabo tareas de desinfección y sanitización en todo el edificio. Las mismas fueron monitoreadas por el Departamento Externo de Seguridad e Higiene de la Cooperativa en un todo de acuerdo con el Protocolo para Emergencia Sanitaria y el Instructivo de actuación ante casos sospechosos o confirmados, acordado entre la Federación de Cooperativas de Prestadores Eléctricos de la Provincia de Buenos Aires Ltda. (APEBA) y la Federación Argentina de Trabajadores de Luz y Fuerza (FATLYF)”.

 

Posteriormente se explicó que, al estar sujetos a la órbita municipal, se elevó la consulta al Comité de Crisis local, desde donde se respondió que “cumplimentadas las acciones dispuestas en el Protocolo impartido a esa institución, se comience con la jornada laboral de manera habitual, cumpliendo las normas de bioseguridad dispuestas”. Sin embargo, eso a la fecha no pudo concretarse debido a que el personal no se presentó a sus puestos de trabajo. Según se detalló, “Coopelectric se vio en la obligación de realizar una presentación en la dependencia local del Ministerio de Trabajo describiendo la situación y solicitando su intervención para la pronta reapertura de la institución”.

 

Se enfatizó luego que “esta medida no sólo ha perjudicado a los vecinos que tenían turnos asignados para realizar trámites, sino también a los propios empleados del Servicio Eléctrico y del resto de los Servicios que presta Coopelectric, ya que aún no han percibido el salario correspondiente al mes de agosto debido a que los trabajadores encargados de efectivizar dicha tarea no se encuentran desarrollando funciones laborales a causa de la medida dispuesta a nivel sindical”.

 

Por último se expresó que “como consecuencia de todo lo mencionado, el Consejo de Administración repudia y califica como falaces los dichos del Secretario General del Sindicato Luz y Fuerza de Olavarría, Eduardo Amaya. Coopelectric ha actuado responsablemente y ha realizado las tareas de sanitización correspondientes porque cuida la salud de los trabajadores, la de sus familias y a la comunidad en general”.