La Comisión por la Memoria denunció que “todos los indicadores empeoraron”

Como sucede cada mes de agosto, el Comité Contra la Tortura, dependiente de la Comisión Provincial Por la Memoria, dio a conocer su informe “sobre el sistema de encierro y las políticas de seguridad, salud mental y niñez en la provincia de Buenos Aires”. La Unidad 2 de Sierra Chica aparece en varios apartados.

 


 

El Sistema de la crueldad, en este caso la edición XIV, es el título del flamante informe llevado a cabo desde el Comité Contra la Tortura, dependiente de la Comisión Provincial por la Memoria. En esta ocasión, debido a la pandemia, la presentación fue realizada de manera virtual y transmitida en vivo a través de las redes sociales del organismo con sede en La Plata.

 

 

“Todos los indicadores empeoraron y se alcanzaron nuevos récords en los índices de prisionización, sobrepoblación, hacinamiento”, se enfatizó desde la institución presidida por Dora Barrancos y Adolfo Pérez Esquivel. En ese sentido, se precisó que “La cantidad de personas detenidas en la provincia de Buenos Aires creció a un promedio interanual de 9%. En diciembre de 2019, había 51.000 personas detenidas en cárceles, alcaldías, comisarías y con monitoreo electrónico”.

 

En el libro, que se puede descargar o consultar haciendo click aquí, se detalló a la par que esa cifra de personas privadas de su libertad se traduce en una tasa de 294 detenidos cada 100 mil habitantes, la cual es la más alta del país. Para tomar dimensión se refiere que el promedio nacional es de 232, mientras que el promedio mundial es de 145. La prisión preventiva, además de los juicios abreviados, son elementos cuestionados y que ubican como clave para entender estas cifras.

 

La sobrepoblación no es un fenómeno nuevo: entre 2000 y 2019 la capacidad de alojamiento se incrementó un 103% (10.537 plazas) y la población detenida un 202% (30.291 personas).

 

Como ya se aludió, a fines de 2019 se registraron 51.034 personas detenidas, de las cuales cerca de 44 mil se encontraban alojadas en cárceles o alcaidías del Servicio Penitenciario Bonaerense. Para tomar dimensión de la situación que se denuncia, el SPB “se compone de 50 cárceles, 12 alcaidías, una unidad-hospital y una unidad de tránsito, construidas entre 1877 y 2019; se trata de 64 establecimientos con capacidad para alojar 20.804 personas”. En números, la sobrepoblación en cárceles llegó al 118%.

 

Se planteó que en los últimos 4 años “todos los complejos penitenciarios alojan personas por encima de su capacidad”. “El más sobrepoblado en 2019 fue Florencio Varela (201%), donde se concentra el 16% de toda la población encarcelada en el SPB. Le siguen San Martín (166%), Norte (161%), Magdalena (140%) y Olmos (135%). Los siete restantes presentan porcentajes en un rango de 44% a 128%”, se añadió.

 

 

Entre ellos, obviamente, aparece el complejo Centro – Zona Sur, del cual dependen no sólo las tres Unidades ubicadas en Sierra Chica, sino también la Unidad 17 de Urdampilleta. Según puede verse en el gráfico, el porcentaje de sobrepoblación es por encima del 100%, duplicando los valores del 2015. Por citar un antecedente, en el Informe del 2019 se detalló que las Unidades 2 y 38 presentaban niveles de sobrepoblación cercanos al 30%. En la 27, por su parte, la sobrepoblación era de 18%.

 

En el informe se expone también, y con severas críticas, la delicada situación que se da en las comisarías bonaerenses, en las que las cifras sobrepoblación y cupos son más que preocupantes.

 

 

No menos relevante, entre otros, es el apartado referido a las muertes en sedes del Servicio Penitenciario Bonaerense. Además del capítulo dedicado a la situación particular de un recluso en Sierra Chica, se enfatizó que durante el 2019 fueron 148 las personas que murieron dentro de cárceles o alcaidías del SPB, de ese número 118 corresponden a casos encuadrados como problemas de salud.

 

En los últimos años las muertes por problemas de salud representaron el 78%, los homicidios el 11%, los suicidios el 10% y los accidentes el 1%, una tendencia que se reiteró el año pasado.

 

 

Por último, pero no menos importante, la Unidad N°2 aparece nuevamente en este apartado ya que se trata de la sede carcelaria con la cifra más altas en cuanto a suicidios y homicidios.