“Menstruar es político”: Sorteo Feminista de “Mujeres Evita”

Buscan recolectar elementos de higiene menstrual para mujeres que no pueden acceder a los mismos. Se trata de una rifa que tendrá la modalidad de “trueque”: cambiarán un número por un producto. “El costo que implica la gestión menstrual no es optativo para nosotras las mujeres”, señalaron. 


La agrupación Mujeres Evita lanzó la segunda edición del Sorteo Feminista Solidario que tiene como objetivo la recolección de elementos de higiene menstrual para aquellas mujeres que no pueden acceder a los mismos por su situación de vulnerabilidad.

 

La rifa tiene la modalidad de “trueque”: cambian un número por un elemento de higiene como toallitas en todas sus variedades, protectores diarios y/o jabón neutro. También cuentan con la opción de realizar una transferencia bancaria de cualquier monto al número de CBU: 2990161416110619430013 a nombre de Rivarola Vales Solange Lucila. En caso de que elijan esta última opción en necesario dar aviso y enviar el comprobante para llevar el control.

 

El sorteo se realizará el sábado 26 de septiembre por las redes sociales de la agrupación y los premios son ocho canastas que contienen cinco productos cada una, todos corresponden a emprendimientos de mujeres de la ciudad. Para acceder se pueden contactar por facebook: Mujeres Evita Olavarría, o Instagram: @mujeresevita.olavarria.

 

Menstruar es político

 

Las integrantes de Mujeres Evitas sostienen que “menstruar es político” debido a que si se tiene en cuenta “la contingencia que estamos atravesando, sumado a la crisis económica que viene arrastrando nuestro país, menstruar se traduce en un factor que agudiza la desigualdad económica”.

 

“El 58,3% de los hogares tiene al menos una mujer en edad reproductiva; podemos decir que esto implica un gasto a tener en cuenta en la economía familiar, que no está siendo contemplado desde las políticas de salud pública; sobre todo cuando el costo que implica la gestión menstrual no es optativo para nosotras las mujeres.

 

Señalaron que “la falta de acceso a estos artículos básicos para la higiene, implican una violación del derecho a la dignidad de las personas que menstrúan, tal como lo entiende UNICEF en su programa WASH”.

 

Primera experiencia

 

Tras la primera entrega de los productos de gestión Menstrual en el mes de julio observaron que “la mayoría de las vecinas no tiene acceso a la información en cuanto a la menstruación y al cuidado y funcionamiento de su cuerpo, como tampoco a los métodos de prevención de embarazos y de enfermedades de transmisión sexual. Muchas de ellas ni siquiera pasaron por consultas ginecológicas periódicas aún habiendo atravesado un embarazo o al haber entrado en la edad de la menstruación, y quienes lo hacen lo realizan cada dos años o más”.

 

Además, indicaron que “apoyamos el proyecto de ley presentado en el marco del Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres por la diputada nacional del Frente de Todos Jimena López proponiendo que se exceptúe a los productos de higiene menstrual de la aplicación del impuesto al valor agregado (IVA)”.

 

Lazo bordó

A cada persona que colabore se le entregará un lazo bordó para “seguir visibilizando nuestras luchas”.

 

El lazo bordó representa el fin del tabú, lo que la sociedad considera sucio, inferior y usado para ser objeto de comercio. Nosotras, las mujeres luchamos a cada paso que vamos dando, en cada rincón del mundo, para emancipar nuestros cuerpos de las leyes del mercado”, explicaron.