Reclamo policial: “El estallido es un hartazgo de la situación”

Central de Noticias dialogó con Nicolás Masi, el secretario general del Sindicato de la Policía Bonaerense. Refirió que por el momento “no hay una respuesta del gobierno a los reclamos”.


 

Sin dudas el tema de las últimas horas es la protesta policial que se lleva a cabo en toda la provincia de Buenos Aires, en un conflicto que ganó aún más repercusión en la jornada de este miércoles a partir de la movilización que se llevó a cabo en la residencia presidencial de Olivos. En nuestra ciudad se convocó una nueva manifestación a partir de las 19.

 

Si bien el reclamo por un salario digno es la principal bandera de la protesta, otra serie de puntos también forman parte del petitorio que en las últimas horas fue puesto a disposición tanto del Ministerio de Seguridad como del gobierno bonaerense, donde siguen las gestiones para poder levantar las medidas de fuerza que se siguen replicando.

 

 

Entre los planteos, además de aumentos que van entre el 50 y 60 por ciento según los escalafones, también se reclama un incremento en la cotización de las horas adicionales (las denominadas Pol.Ad), provisión de uniforme, planes de vivienda y la no aplicación de sanciones o represalias contra el personal que tomó parte de las movilizaciones.

 

Son en total 14 cada uno de esos puntos, aunque en las últimas horas también han trascendido otros documentos que incluyen varios ítems más ya que se añaden planteos de otras fuerzas de seguridad, como lo es el Servicio Penitenciario Bonaerense, que en nuestra ciudad no solo se plegó a las manifestaciones llevadas a cabo en el centro local sino que realizó una protesta en particular frente a la Unidad 2 de Sierra Chica.

 

“No hay un acuerdo”

 

“Para que haya una solución al conflicto se tiene que dar respuesta a un conflicto y hasta ahora no hay una respuesta del gobierno a los reclamos”, enfatizó en diálogo con Central de Noticias Nicolás Masi, secretario general del Sindicato de la policía Bonaerense, quien subrayó que todo se gestó a partir de “una autoconvocatoria a través de las redes sociales”. “La tecnología nos da estas oportunidades”, añadió.

 

Masi refirió que el descontento de los efectivos policiales viene ya de larga data y que la idea de enviarle una nota al gobierno era una realidad hace varios meses, pero que se postergó por la pandemia. No obstante, según aclaró, “el estallido es un hartazgo de la situación”.

 

 

“El policía hace una jornada de 14 horas por día y llega un momento que no le alcanza el sueldo”, continuó a medida que reprochaba que “las horas extras están subvaluadas” y  que “trabajando en pandemia ponen en riesgo su salud y la de su familia”. Inclusive, refirió que por la aplicación de esas horas adicionales realizan jornada de 18 horas.

 

Asimismo, dejó entrever que la gota que rebalsó el vaso se dio hace un par de días, más precisamente cuando se anunció el nuevo plan integral de seguridad. “Anuncian un plan integral de seguridad, pero de lo que hablan es todo equipamiento y patrulleros, no hay nada sobre una recomposición salarial”, reprochó. “El gobierno anterior dejó un defasaje del 30%”, añadió.

 

Por último, acerca del avance en las negociaciones y las comunicaciones tanto con los efectivos como con los integrantes del gobierno nacional explicó que “los contactos son en los lugares de los hechos” y concluyó que “no hay necesidad de agravar aún más el tema” ante los rumores sobre amenazas de sumarios e inclusive convocatoria a fuerzas federales para desconcentrar manifestaciones.