“Es lógico que estemos cansados, pero nadie afloja”

La titular de los Centros de Atención Primaria de la Salud, Virginia Draghi, dialogó con Central de Noticias para hacer un balance acerca de lo sucedido en su área desde el inicio de la pandemia. Hubo un apartado para el personal médico y el importante trabajo realizado. “Hay mucho cansancio pero también mucho compañerismo” dijo.


Mucho se habló en estos días del cansancio del personal de salud. No sólo en Olavarría, a cada ciudad que se mencione, los temas de charla son el pico de casos y, también, sobre las extensas jornadas horarias de médicos y médicas, enfermeros y enfermeras, todo el personal. De hablar a verlo hay un largo camino: recorrer el Hospital Municipal de Olavarría puede ser un buen ejemplo de ello.

 

Virginia Draghi, titular de los Centros de Atención Primaria de la Salud, se tomó unos minutos para dialogar con Central de Noticias en una rutina compleja pero necesaria para los tiempos que corren. No es fácil gestionar el pico de casos y llegar a los vecinos y vecinas de nuestra ciudad en los CAPS de los barrios.

 

 

En primera instancia, puso en palabras lo que (casi) todos imaginaban: “nunca pensamos que esto iba a durar tanto. Creíamos que iba a ser tema de poco tiempo, no nos imaginábamos estos 6 meses, estas reestructuraciones, idas y venidas y el cansancio del personal”.

 

El personal médico está siempre en lugares de mayor riesgo de contagio de COVID-19. En plena pandemia, los cuidados y los esfuerzos deben redoblarse: “tratamos de usar la protección mínima siempre, que sería el barbijo y la protección ocular. Acá estamos trabajando con las infectólogas y el resto del equipo y nos marcan mucho esto de no relajar, no sacarnos el barbijo, la protección. Esto tratamos de transmitir siempre”.

 

“Hemos visto de igual modo una mayor relajación de los equipos de salud. Se los pondría a todos más de 6 horas a esto puesto. Imaginate en una guardia, en un CAPS, además con un barbijo N95 que te termina apretando la nariz, te duele la cabeza por el uso de las gafas…es obvio que en algún momento la gente se relaje un poco. Y es lo que nos pasó en este tiempo con los contagios en el propio equipo de Salud.  Es lógico que estemos cansados, los chicos están cansados. Pero no aflojan, para nada. Y la mayoría se re contra cuida”.

 

En este sentido, valoró que no haya habido reestructuraciones de personal en los APS por contagios. Allí, Draghi se deshizo en elogios con el equipo del área: “no sólo médicos y enfermeras sino también administrativos, personal de limpieza, las trabajadoras sociales y la residencia medicina general muy volcada a la atención primaria de la salud. Han respondido bien. Obviamente te cansa, hay que acostumbrarse a nuevos lugares”.

 

 

“Esto es lo que nos está dejando la pandemia: mucho cansancio pero también mucho compañerismo. La parte APS que estamos nosotros no he tenido mayores dificultades en esto”.

 

En este contexto, manifestó preocupación por el pico de casos en la ciudad. “No te voy a decir que no, me preocupa puntualmente” dijo, se tomó un segundo y retomó, con la misma tranquilidad del inicio de la entrevista: “entiendo que a la gente le pase lo mismo que nos pasa a nosotros. Que gente no puede ir a trabajar, que esté cansada, que es lo que se vive afuera”.

 

“A veces uno se enoja de ver que al otro le importe más juntarse con alguien que ver la patología. Es algo que decimos en el equipo, hasta que no toque de cerca, si alguien de la familia se enfermara es distinto. Estamos haciendo todo para volver a tomar conciencia que con la distancia social de 2 metros, el uso de barbijo, el lavado de manos, evitamos un montón de contagios”.

 

Y continuó la reflexión: “seguimos llamando gente diciendo que es positiva y ahí en el momento nos cuentan que tomaron mate con el vecino, el hermano, con el primo. Incluso gente cercana y que se junta total no lo va a tener o nunca le va a pasar. Son costumbres muy argentinas que nos está costando que salgan”.

 

Si bien el cansancio es importante, hay un montón para rescatar, valorar y sostenerse. “La banca que te da la familia…es fundamental. En primer lugar mis hijos, que su mamá está aislada y trabajando muchas más horas al día de la que trabajaba normalmente, mi marido que se banca un montón de cosas y también labura, A mis papás…mi mamá es secretaria y hace todo para que aquellos jubilados que se atienden en PAMI no les falten remedios, nada. Además mis abuelos que están apoyándome”.

 

El mensaje de aliento, de acompañamiento, es vital. Draghi lo señaló como algo “fundamental”, incluso el apoyo del equipo de Salud Mental municipal. “Siempre tratamos de motivarnos en los descansos, por ahí que no estén todo el tiempo hablando del COVID. Es imposible, nunca cortás con esto, pero tratando de darnos ánimo siempre”. Fin de la nota y regreso a trabajar.