El Centro de Monitoreo Municipal cumplió una década de labor

Empezó funcionando con poco más de 30 cámaras, un número que en la actualidad ya está por encima de las 270. Entrevista con Daniel Manuel, quien hace ya 5 años que se encuentra como director del lugar.


 

Con el inicio de septiembre del 2010 comenzaron las tareas para poner en marcha el Centro de Monitoreo Municipal de Olavarría. Fue precisamente el viernes 17 de aquel mes cuando quedó operativo, más allá que la presentación oficial se daría recién al mes siguiente, en el marco de una visita de Sergio Massa, por aquel entonces intendente de Tigre -municipio que se tomó como modelo para el proyecto- y parte de un incipiente proyecto político denominado el “grupo de los 8”, el cual era conformado precisamente por 8 jefes comunales de los cuales José Eseverri también era integrante.

 

Sin dudas la seguridad, o más bien la inseguridad, era el tema de conversación en aquellos días. Era aún reciente el ataque inédito  que había tenido como escenario el palacio Belgrano. A la par, exactamente un año antes se había dado la -tan recordada por muchos- masiva marcha de la “multisectorial por la seguridad”. Si bien para la puesta en marcha del Centro de Monitoreo esa suerte de agrupación vecinal ya estaba formalmente disuelta, varios de los líderes fueron parte de la inauguración y destinatarios de varias entrecomillados vertidos por Eseverri.

 

 

“Hay gente que está acá y trabajó mucho tiempo en materia de seguridad. Venimos de una profunda crisis en Olavarría en materia de inseguridad que produjo lo que ustedes conocen, tuvimos el reclamo de organizaciones sociales que de alguna u otra forma, hasta que se conformó aquella famosa manifestación que tuvo la ciudad, lograron instalar esta necesidad de que el Estado se haga cargo de una cuestión grave como ésa. Hoy creo que hemos hecho muchas cosas y me alegra muchísimo que con aquellas personas que trabajaron en su momento y lucharon, incluso enfrentándonos, hemos podido estar hoy juntos sabiendo que hemos tratado de cumplir todos y aportar en nuestra obligación ciudadana para que ésta sea una ciudad vivible”, dijo el intendente olavarriense en un parte de su intervención.

 

Fueron 33 las cámaras con las que se inició el Centro de Monitoreo Municipal. Se trató, más precisamente, de 22 cámaras fijas y 11 de las conocidas como domos, que permiten una mayor vista periférica y poder ser manejadas al momento por los operarios. En la actualidad, tal cual se narró a Central de Noticias el número de dispositivos activos ascendió a 275, un número que inclusive es considerablemente mayor teniendo en cuenta que muchas cámaras con las que se inició el proyecto debieron ser renovadas debido al deterioro -tanto del tiempo como de actos vandálicos- como a la actualización de equipos.

 

 

Daniel Manuel es parte importante de esta historia ya que no sólo es el actual director, sino que además ostenta ese cargo desde hace ya un lustro. Sí, exactamente la mitad de los años de vida que tiene el Centro de Monitoreo. Es más, tal cual él mismo lo enfatizó en diálogo con este portal, “recordamos que no había director de Monitoreo cinco meses previo al inicio de la gestión”.

 

El trabajo diario

 

“Para mí es un honor, me siento un afortunado”, continuó Daniel Manuel y no demoró mucho más en pasar a los agradecimientos en aquellos que hicieron posible que llegara a ese cargo. El acento lo puso tanto en la confianza depositada por el intendente Ezequiel Galli como por Daniel Borra, el subsecretario de Seguridad, pero con igual énfasis mencionó a aquellos que forman parte del “fantástico equipo de trabajo”, tal cual lo denominó, que va desde los operadores de las cámaras pasando por los encargados o jefes de turno, personal técnico o administrativo. “Se han adaptado a una exigencia de 24 horas y se han adaptado a lo que es tener empatía con el vecino que está llamando y a tratar de solucionarle sus problemas”, añadió.

 

“El trabajo del Centro de Monitoreo hoy es muy particular porque se han sumado tareas en referencia lo que estamos viviendo con la pandemia que nos está aquejando. Sumado a la observación de cámaras tenemos la recepción de denuncias a través de Ojos en Alerta, esta aplicación que en realidad es una herramienta que llegó a mediados del año pasado y nos ha sido de muchísima utilidad para que el vínculo con el vecino sea cada vez más estrecho”, continuó a media que introducía en la conversación un actor que ha ganado cada vez más espacio en los últimos tiempos, al punto de llegar en cierto punto a equiparar las cámaras en cuanto a la prevención o detección de casos en distintos puntos de la ciudad.

 

 

Tal ha sido el crecimiento de esta vía de comunicación que ya son más de 3300 los olavarrienses que forman parte de esta red que desde hace ya un tiempo también se ha comenzado a implementar para asistir a víctimas de violencia de género, en una suerte de botón antipánico, algo acordado e implementado de manera conjunta con el Juzgado de Familia. “Es fundamental porque el vínculo es directo, porque el diálogo con la persona que está atendiendo del otro lado de la línea es permanente y se le puede dar respuesta del resultado después que el vecino ha hecho la denuncia”, completó.

 

Más que Centro de Monitoreo, por más que así pueda leerse en el cartel luminoso que luce el lugar, Daniel Manuel prefiere hablar en términos más de Centro de Comunicación y lo explica en que allí además de cámaras y Ojos en Alerta, también funcionan líneas de emergencias que trabajan a la par del 911 policial. Inclusive, se cuenta en el lugar con personal de seguridad que lleva a cabo la comunicación de cada una de estas novedades a los agentes que realizan las tareas en la calle. “La esencia misma de estos centros de comunicación es precisamente eso, la comunicación, si el vecino no denuncia, no comunica lo que está pasando en el barrio es imposible realizar esta tarea”, subrayó.

 

Proyectos

 

Sin dudas la pandemia hace complejo intentar ver más allá y, menos aún, anticipar cómo será todo. “Es difícil proyectar mañana, de hecho el proyecto de mañana lo estamos haciendo permanentemente con las distintas fuerzas, articulando las  tareas que ellos hacen con las necesidades que tenemos nosotros, que son las de los vecinos”, respondió cuando la pregunta avanzó en ese sentido.

 

 

No obstante, en esa lista de proyectos a concretar hubo uno al que aludió y es el tan anhelado arribo a las localidades. “El proyecto de las localidades hay que hacerlo cuando esto termine, ojalá sea lo más pronto posible. Una vez que pase todo esto lo vamos a poner en carpeta para que se haga efectivo, las localidades son para nosotros un punto esencial”, concluyó a medida que daba cuenta que en la actualidad el vinculo y seguimiento de lo que allí sucede es frecuente a partir del seguimiento y contacto a través de ojos en alerta, líneas y jefes policiales.