“El transporte público depende más que nunca de los subsidios”

El empresario Ramiro Di Giano, titular de la empresa Olabus, habló de la situación del sector. La recaudación de agosto fue la mejor desde el inicio de la pandemia, pero sólo llegó al 30% de la “habitual”.


El transporte público del llamado “interior bonaerense” pasa uno de sus momentos más difíciles: la baja en la cantidad de usuarios redujo notablemente los ingresos de las empresas y no se esperan aumentos en esa variable, al menos hasta la segunda mitad del año próximo.

Central de Noticias consultó al empresario local Ramiro Di Giano, concesionario del recorrido interurbano con la firma Olabus.

“La caída sigue constante. Estamos transportando un 20% de los pasajeros que normalmente se transportaban y la recaudación del mes pasado fue la mejor: llegó al 30% de lo que normalmente se hubiera recaudado en un mes como agosto” resumió el panorama.

A poco del inicio de la emergencia sanitaria, el estado nacional estableció el programa ATP de subsidios para cubrir parcialmente los sueldos de los trabajadores. Ninguna prestataria de transporte público pudo acceder a pesar de que lo solicitaron en distintas instancias: “como ya percibimos subsidios del estado provincial y nacional otro beneficio no nos permitirán” explicó Di Giano.

La economía recupera muy lentamente los índices de actividad en el país, pero la proyección para el transporte no es la misma. “Hay un gran factor que influye en el transporte público de todo el interior. Las clases mueven como mínimo un 30% de los pasajeros entre alumnos y docentes. Personalmente pienso que no van a volver hasta que esté la vacuna, o sea el segundo semestre del año que viene. Es mi cálculo más optimista, así que es un gran problema” planteó el empresario sobre la vuelta a la actividad.

A la actividad educativa se suman otros rubros que también están restringidos y que habitualmente suman pasajeros para el transporte publico. “Los bancos no atienden normalmente, ni la administración pública, la Municipalidad, AFIP, el registro. Tampoco atienden normalmente los comercios que van y vienen con los horarios. Así que esperemos un repunte por ese lado. Hasta que no esté la vacuna vamos a seguir así en el mejor de los casos” planteó.

Para Di Giano, el máximo de usuarios ya se alcanzó en agosto y no considera que la situación mejore. Sin ingresos por la venta de pasajes, el sostenimiento de las empresas está en riesgo. “No va a haber más que esto que dije en cuanto a cantidad de pasajeros y recaudación. Así que el transporte público depende más que nunca de los subsidios, tanto de la Provincia como de la Nación, que le den continuidad a los subsidios y que los mejoren” sostuvo.

En ese sentido, contrapuso lo sucedido en la región AMBA (que componen CABA y el conurbano bonaerense) donde se “actualizaron 50% este año los subsidios” dijo, con lo que sucede para el resto de la provincia de Buenos Aires donde “tenemos que luchar para conservar lo que había y para mejorarlo es muy difícil” graficó.

No hay datos concretos de la proyección para 2021 ni en Nación ni en Provinicia. La información surgirá de los proyectos de presupuesto que presenten los mandatarios en breve. En principio, “lo más urgente es que la Provincia active y firme esta adenda para conseguir el Fondo Covid”, señaló el titular de Olabus en referencia al fondo que se reglamentó días pasados.

A su vez, tuvo en cuenta que en la ley nacional de ampliación de presupuesto 2020 “se le da continuidad a un fondo fiduciario que se creó por un decreto de este año, el 352, para asistir el Gobierno Nacional a las provincias. El estado nacional les ha mandado miles de millones de pesos y en especial a la provincia de Buenos Aires. Vuelve a poner 50 mil millones de pesos para atender tres sectores que se vieron especialmente perjudicados por la pandemia: salud, educación y transporte”. Consideró como posible que la Provincia utilice esos fondos para “completar la plata que falta este año y para mejorar el subsidio en este último cuatrimestre” se esperanzó.