Tandil: el “intendente creativo” y el estadío amarillo

Desde la Provincia hubo nuevas críticas para el intendente Lunghi. En tanto, el jefe comunal consideró que mejoró el panorama sanitario en su distrito.


En la habitual conferencia de los lunes, donde el ministro de Salud Daniel Gollán, y el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, exponen las novedades semanales del avance de la pandemia en la Provincia hubo nuevas referencias a la relación con Tandil.

“El intendente se puso creativo” lanzó Bianco contra Lunghi para concluir que el sistema propio del distrito “ha tenido un corolario bastante triste porque se duplicaron los casos en una semana”.

En tanto, el jefe comunal expresó que a mediados de esta semana Tandil dejará el estadio rojo, el más grave, de su propio sistema para pasar al amarillo. Señaló que se debe a la recuperación de los pacientes afectados, especialmente el personal de salud.

Tandil tiene más de 400 contagios, 227 de los cuales se encuentran activos y hay seis personas internadas en terapia intensiva, se informó en Agencia DIB.

Fase 3

Al exponer el balance de los pases de distritos en cada fase, Bianco indicó que “se incorporó Tandil en fase 3 que tiene una situación, a nuestro entender, bastante preocupante”. Tras enfatizar que las ubicaciones de los municipios en las fases se definen “de manera consensuada” con los intendentes, el jefe de Gabinete recalcó “no es este el caso porque el distrito de Tandil decidió tener su propia fase pero vamos a seguir trabajando con Tandil de la misma manera que con el resto de los distritos”.

Luego avanzó en la descripción de la situación epidemiológica y el crecimiento de casos de ese distrito.

“En la semana del 29 de agosto al 4 de septiembre Tandil tubo 78 nuevos casos. En este marco el intendente se puso creativo y estableció un sistema de fases propio que es más permisivo que el de la provincia de Buenos Aires, permite mayor circulación. El resultado fue inmediato: en la semana que pasó tuvo 145 nuevos casos, el doble” expuso Bianco.

Reiteró lo que había expresado Gollán la semana pasada, “se trata de un distrito con circulación comunitaria y en función de eso hemos decidido pasarlo a fase 3 que se corresponde con el aislamiento social, preventivo y obligatorio”.

Más adelante, Bianco reiteró su mensaje al jefe comunal: “le pedimos de manera respetuosa al intendente que cumpla las normas, que deje de ponerse creativo con sistemas nuevos más permisivos”. Y concluyó, “en la anarquía no gana nadie y pierden todos los tandilenses”.

No obstante, ante una pregunta en la conferencia, el jefe de Gabinete provincial dejó entrever que no tiene diálogo directo con Lunghi. “El diálogo se mantiene por los canales institucionales para los distintos temas que corresponden con Tandil para el nivel técnico. No es que se haya cortado el diálogo” respondió. Luego, añadió que desde la Provincia “seguiremos dando toda la asistencia financiera y sanitaria que se ha solicitado”.

Tandil, amarillo

El intendente Miguel Lunghi anunció que esta semana Tandil volverá a “Estadio Amarillo”. Según publicó El Eco, la medida se aplicará “a mitad de semana o a partir del jueves” cuando efectivamente se cumpla una semana desde que se emitió el anuncio de descenso al color rojo.

“Va a ocurrir esta semana, pero no quiero interferir en la decisión del Comité de Infectología porque no me corresponde” dijo el jefe comunal quien además ratificó que la ciudad continuará rigiéndose por el nuevo esquema y que serán los profesionales quienes determinarán día a día el estado de Tandil.

“Nosotros nos vamos a regir por el semáforo. Este es el camino de Tandil. Yo le he dicho eso a (Carlos) Bianco y él me ha dicho que sigamos así, que ellos van a seguir su camino, y está bien”, explicó.

Cabe recordar que los profesionales de la salud que integran el Comité de Seguimiento del Covid-19 en la ciudad de Tandil habían determinado el pase a Estadio Rojo por el brote de casos en dos geriátricos y por la falta de disponibilidad de camas en la Clínica Chacabuco, ya que varios enfermeros habían dado positivo.

Al respecto, Lunghi informó que “el personal ya está recuperado, faltan muy pocas enfermeras volver; calculo que para mañana martes estarán todas trabajando. Ya han cumplido sus días, se están hisopando y están dando negativo”. Agregó que en la clínica Chacabuco hay cinco camas de terapia vacías, como así también hay otras tantas en el Hospital Ramón Santamarina, por lo que no dudó en afirmar que “seguiremos teniendo el virus en la ciudad pero que el sistema no va a colapsar”.

“Lo que pasa es que al bajar esas 20 camas y tener un cuello de botella de dos geriátricos infectados, que por suerte finalmente los contagios fueron mínimos, enseguida apretamos el botón rojo por si esa gente mayor tenía problemas con el Covid-19 y teníamos que internarlos”, contó el intendente y enfatizó: “Por eso salimos de las fases, ¿por qué tenemos que esperar una semana si nosotros podemos frenar antes el problema?”.