Encuentran en un patrullero un objeto de Facundo Astudillo Castro

Un perro rastreador del perito de la querella encontró una piedra turmalina que Facundo llevaba como colgante el día de su desaparición en el baúl del móvil policial que merodeó la zona donde semanas después fue encontrado el cuerpo del joven.


Un perro rastreador halló un objeto que pertenecería a Facundo Astudillo Castro en el patrullero de la Policía bonaerense cuyo sistema de GPS lo ubicó a 800 metros del lugar donde se encontró el cuerpo del joven tan solo 9 días después de su desaparición.

 

Se trata de una piedra turmalina que Facundo llevaba como colgante el día de su desaparición. El hallazgo fue producido por el perro “Yatel” del perito de la querella, Marcos Herrera, en el baúl del patrullero Toyota Etios de la Policía Local de Bahía Blanca, secuestrado por la Justicia Federal luego de que la auditoría de Asuntos Internos le entregara un informe que ubicaba el móvil muy cerca de la escena del hallazgo del cadáver, lejos de la zona que debía patrullar.

 

El patrullero donde se encontró el adorno había sido secuestrado el 25 de agosto pasado y pertenece a la Policía Local de Bahía Blanca. El informe de Asuntos Internos determinó que el 8 de mayo (9 días después de la desaparición de Facundo) el móvil estuvo parado más de media hora a 800 metros del lugar donde fue hallado el cuerpo del joven, muy lejos de su zona de patrullaje.

 

Recientemente el fiscal federal Santiago Ulpiano Martínez recibió los resultados de un peritaje tecnológico que determinó que el geolocalizador de ese patrullero funcionaba normalmente, ya que había dudas sobre algunos datos que marcaba el aparato.