Familia Wagner Clar: “En la familia todos fuimos investigados”

La madre del submarinista Diego Wagner Clar, tripulante del ARA San Juan, se refirió en Radio Olavarría a la denuncia realizada por escuchas ilegales desde la gestión Macri a la familia de las víctimas del submarino. “El teléfono empezó a ponerse medio raro” dijo Catalina Clar y que en ese entonces “no estábamos bien y no prestábamos atención”.


En entrevista con el periodista Martín Rodríguez de Radio Olavarría, la madre del submarinista Diego Wagner Clar, Catalina Clar, admitió que desde la AFI de la gestión del presidente Macri fueron “espiados” como otros familiares de víctimas del hundimiento del ARA “San Juan”.

 

Señaló que los primeros cambios en el diálogo con el gobierno fueron tras la asunción de Agustín Rossi como Ministro de Defensa, incluso para “avisarnos por novedades antes que salga en los medios, para no enterarnos después de todo lo sucedido. Desde que se encontró el submarino, hasta las fotos filtradas, todo nos veníamos enterando por los medios” admitió.

 

Este miércoles por la mañana “recibimos un mensaje temprano diciéndonos que la interventora de la AFI, Cristina Camaño, hizo una denuncia que daba cuenta que habían encontrado en discos rígidos (por otra investigación) escuchas y teléfonos intervenidos a familiares de las víctimas” y tras esa novedad, confirmó sus sospechas: dijo que “teníamos los teléfonos intervenidos de antes”.

 

Tras señalar que las causas del hundimiento “no fueron un accidente”, se metió de lleno con el espionaje. “El teléfono empezó a ponerse medio raro. Abrías un Whatsapp y aparecía leído cuando no lo leímos. Nosotros no estábamos muy bien y por ahí no prestábamos atención”.

 

“Veíamos que mandábamos un mensaje, y tardaba en hacerse visible en pantalla. En ese momento no nos dábamos cuenta, pero cuando fuimos a la bicameral en el Congreso, una de las preguntas que hice -en ese momento estaba el Ministro Aguad- fue porqué teníamos los teléfonos intervenidos y porqué los chicos habían salido de los grupos de Whatsapp”.

 

Y en este punto apareció una revelación mucho más impactante que el espionaje y las intervenciones en sí. “Diego había creado el grupo de familia, él era administrador. El 10 de marzo de 2018 miro y aparece ‘Diego salió del grupo’. Era su teléfono personal. Llamé a mi nuera en Mar del Plata y también lo mismo. Empezamos a comunicarnos con otros familiares y nos dice que les estaba pasando lo mismo. El mismo día los chicos salieron de los grupos. En nuestro caso llamó la atención porque era administrador. Eso fue un dolor muy grande”.

 

“En la familia todos fuimos investigados, nos dábamos cuenta que todos los teléfonos estaban intervenidos”.

 

Finalmente, Catalina Clar dijo que “sufrimos demasiado y no tuvieron miramientos, en vez de darnos noticias de lo que pasó estábamos siendo investigados. Creían que los familiares teníamos información extra, que era así” y reforzó su teoría que echa por tierra el accidente del submarino: “Nuestros hijos nos venían diciendo que los siguió un submarino nuclear, el tema de los buques chinos, los habían querido embestir, y nosotros los familiares los hablábamos. La maniobra que hicieron hasta Ushuaia fue la maniobra más grande de la guerra de Malvinas del 82’ para acá” dando cuenta de lo riesgoso del trabajo del submarinista Wagner Clar y sus 43 compañeros.