“Estuve preso, en un calabozo con rejas y candado”

Jorge Fritz, el camionero olavarriense detenido en Formosa, grabó un video en el que narró lo vivido en los últimos días. El material fue compartido por sus familiares, quienes aún aguardan por su regreso a nuestra ciudad.


 

La pesadilla que vive una familia olavarriense parece finalmente estar cerca de su finalización. Jorge Daniel Fritz, el camionero olavarriense detenido en Formosa hace algo más de dos semanas ya se encuentra en camino a su casa. Tras ser liberado en el inicio de la tarde del sábado, su familia confía en que en las próximas horas, especulan entre lunes y martes, llegue finalmente a nuestra ciudad.

 

Sin embargo, mientras aguardan por su arribo, el transportista olavarriense grabó un video en el que dio su versión de los hechos y agradeció a todas las personas que lo acompañaron y que permitieron su liberación. “Yo estuve preso, no estuve en un centro de aislamiento, estuve en un calabozo, con rejas y candado”, expresó en el registro que fue compartido a Central de Noticias por sus familiares.

 

 

Vale recordar que en la noche del pasado 11 de septiembre Fritz fue detenido acusado de haber violado el aislamiento social preventivo y obligatorio al descender de su camión. Desde su parte se explicó que lo hizo para controlar la lona y el acoplado, algo que la policía del norte del país nunca le creyó y por eso lo detuvo, además de iniciarle una causa, precisamente, por violar la cuarentena.

 

“A veces en el piso, a veces en una sin elástico”, detalló acerca de cómo pasó las noches en la seccional policial formoseña. “Estuve 15 días, unos días mejor otros peor”, completó a medida que daba cuenta que “no me enteré nada hasta el 26 que me devolvieron el teléfono, estaba incomunicado”.

 

La imagen compartida por familiares del viaje de regreso del transportista.

 

Fritz no dejó pasar la ocasión para los agradecimientos y en ese listado mencionó a la delegación Olavarría de la policía Federal que “desde un primer momento” estuvo “siempre apoyando a mi familia”. En ese mismo escalón ubicó tanto al Sindicato de Choferes como la figura del Secretario General de ese gremio, Miguel Bettilli, “que hizo mucho”.

 

La última parte de su relato la guardó para sus amigos personales y familia. “Son cuatro mujeres las que me sacaron de acá. Mis hijas, mi cuñada y mi mujer”, concluyó.