Provincia pidió a intendentes opositores que “no sigan habilitando actividades”

Si bien se generalizó contra los jefes comunales de Juntos por el Cambio, hubo énfasis en los casos de Tandil y Pinamar. De la ciudad vecina, la Ministra de Gobierno Teresa García indicó que “el Hospital Santamarina tiene las camas agotadas”.


En una nueva polémica con los Municipios opositores, la Provincia pidió a los intendentes que “no sigan habilitando actividades” que no fueron autorizados por el gobierno bonaerense aún. Se apuntó, particularmente, a los casos de Tandil y Pinamar.

 

Fue en voz de la Ministra de Gobierno Teresa García, quien se mostró “preocupada” por el nivel de casos en todo el territorio más allá de la estabilización en el área metropolitana, foco de contagios agudo de los últimos meses.

 

“Vemos con alerta como algunos dirigentes políticos, intendentes o gobernadores insisten con cosas como el inicio de clases presenciales, la apertura de los gimnasios, la apertura de actividad deportiva cuando todos sabemos que esos son enclaves enormes de contagio”, dijo Garcia en declaraciones radiales.

 

Es por ello que pidió “por favor” que “no sigan habilitando actividades”.

 

En este punto, denunció que “en el Hospital Santamarina tenían las camas agotadas” haciendo referencia a una situación que se dio días pasados en la ciudad de Tandil, que suma un nuevo capítulo en la disputa con su intendente, Miguel Lunghi.

 

También apuntó contra el manejo de la pandemia en Pinamar, donde también gobierna un opositor: Martín Yeza, del ala Pro de Juntos por el Cambio.