Informar contra las “fake news”

Por Fernando Quiroga (*)


Durante los últimos años, las fake news tuvieron mayor notoriedad en el marco de procesos electorales, siendo utilizadas para incidir en la población, especialmente entre los votantes, lo que dejó la puerta abierta al análisis de los efectos de la desinformación en otros ámbitos, como por ejemplo en la información falsa entorno al Covid 19 que ha estado circulando desde el comienzo de la pandemia. Incluso la OMS ha utilizado el término Infodemia para referirse a la práctica de difundir noticias falsas o información incorrecta relacionada a la pandemia.

Hace poco tiempo en Argentina, el consumo de dióxido de cloro originó dos muertes, un hombre de 50 años en Jujuy y un niño de tan solo 5 años en Neuquén y una periodista denunciada por promover su consumo.

Es por eso que en este contexto actual la desinformación representa un problema grave al tener la capacidad de poner en riesgo la salud e integridad de las personas, ya que estos remedios carecen de evidencia científica. Una encuesta realizada por ESET Latinoamérica, indica que más del 70% de las personas encuestadas aseguró haber recibido noticias falsas relacionadas al COVID-19, un 72% a través de redes sociales (51% por WhatsApp). Al inicio de la pandemia llegó a Olavarría y recorrió el mundo, el famoso “helicópteros van a pulverizar un producto desinfectante sobre la población durante la noche para eliminar el coronavirus”. Enseguida las personas se encargaron de viralizarlo en las redes, sin ni siquiera detenerse a pensar si eso seria posible y realizable, solo había que detenerse 2 segundos a pensar y darse cuenta que era algo totalmente irrisorio. Es por eso que este tipo de fake news cobraron notoriedad debido a la facilidad y rapidez con la que se propagan, y por el impacto que pueden generar.

A raíz de esto, muchos organismos oficiales en el mundo utilizan plataformas que correctamente permiten el acercamiento a datos confiables, que pueden ser utilizados por la misma población, por medios de comunicación, etc. Sirven además para desmentir información errónea o falsa. Estos momentos de incertidumbre son muy sensibles como para generar confusión en la gente. A esto se suma el encierro en las casas, lo cual aumenta el tiempo de exposición a medios y redes. Una pandemia no es solo un fenómeno infectológico, es también una crisis social, psíquica, cultural, económica y política de gran impacto, es por esto que a partir de que la OMS lo declare mundialmente “Pandemia” (11/03), empecé a recolectar los primeros datos del país, ya que en Olavarría todavía no habíamos tenido ningún caso.

Ese fue el motivo que me llevó a realizar y mostrar diariamente todas las variables que se pueden calcular con respecto al comportamiento del virus, mostrar a los olavarrienses a través de mis redes sociales, la situación que estamos en la actualidad, y como se comporta el virus, su % de crecimiento, su factor de crecimiento, la velocidad con la que crece, que puedo verla a través de los días de duplicación de casos, informar también de las tasas de incidencia y mortalidad, como así también la positividad de testeo, todo a través de la información oficial del parte diario que nos brinda el municipio.

Precisamente el 3 de marzo de 2020, Argentina tuvo su primer paciente por este virus, y en Olavarría, la Secretaría de Salud del Municipio informó el primer caso importado de Covid19 el día 2 de Abril de 2020

En ese momento realizaba informes diarios de variables a nivel país. Luego de 59 días sin casos, el día 3 de Junio de 2020 se registró el primer brote de casos, lo que acumuló 157 casos en total. El día 12 de Junio se registró el primer fallecido en la ciudad, de este primer brote se registraron dos fallecidos más.

Al 3 de Julio Olavarría contaba con 157 casos confirmados, además de los 3 fallecidos, 44 seguían activos y 110 ya se habían recuperado,

El 6 de Julio de 2020 se registró el segundo brote en la ciudad, acumulando en total 283 casos, de los cuales, 6 fallecidos, 16 activos y 261 recuperados.

El 4 de Septiembre tuvimos el tercer brote, pero apenas alcanzo a disminuir el mismo fue opacado por un cuarto brote de magnitudes mayores que hasta el día de hoy viene en crecimiento con un promedio de 41 casos en la última semana.

 

 

Con los datos de movilidad que nos aporta Google a través de “Google COVID-19 Community Mobility Reports”, podemos observar cómo han cambiado los desplazamientos de Olavarría debido al COVID-19 y como se comportó la sociedad durante las fases mas duras del aislamiento durante los meses de junio y julio.

La finalidad de estos Informes de Movilidad Local es proporcionar información valiosa sobre los cambios que se han producido en la movilidad de las personas como consecuencia de las políticas que se han establecido para combatir el COVID‑19.

Estos informes muestran las tendencias de movimiento a lo largo del tiempo ordenadas por zonas geográficas y clasificadas en diversas categorías de lugares, como tiendas y espacios de ocio, supermercados y farmacias, estaciones de transporte, lugares de trabajo, etc.

Cada conjunto de datos del Informe de movilidad de las comunidades se presenta por ubicación y resalta el porcentaje del cambio que se registró en las visitas a lugares, dentro de un área geográfica determinada.

¿Qué es un informe de Movilidad Local? Todos los Informes de Movilidad Local están desglosados por ubicación y muestran cómo ha cambiado el número de visitas a lugares.

Tiendas y Ocio: Incluye las tendencias de movilidad en lugares como restaurantes, cafeterías, centros comerciales, parques temáticos, museos, bibliotecas y cines. Estos lugares llegaron a tener un porcentaje de cambio de hasta un 80%, hoy en día solo se recupero un 30% con sus respectivos protocolos y aun los demás siguen cerrados.

 

Supermercados y Farmacias: Incluye las tendencias de movilidad en lugares como mercados y depósitos de alimentos, mercados de productores, tiendas de comida especializadas y farmacias. Los supermercados y farmacias tuvieron una reducción de hasta un 85% en las fases mas duras, la concurrencia a esos lugares fue recuperándose de a poco, con solo un integrante de la familia y con terminación de DNI, hoy en día fue el rubro que más se recupero con respecto a la movilidad de las personas.

 

 

Lugares de trabajo: Incluye las tendencias de movilidad en lugares de trabajo. Hoy en día Olavarría casi que recupero gran parte de los lugares de trabajo, todavía quedan algunos por abrir, y los que ya abrieron tienen un porcentaje de personal de riesgo que se encuentran en sus hogares.

 

 

Estaciones de transporte: Incluye las tendencias de movilidad en lugares como centros de transporte público (por ejemplo, estaciones de metro, autobús y tren). Este ultimo fue el más afectado, ya que en estos lugares es donde más se puede propagar el virus. En nuestra ciudad los recorridos son de baja frecuencia y con espacios reducidos entre asientos, y la terminal de ómnibus como la estación de tren permanecen cerradas.

 

 

Hogar: Incluye las tendencias de movilidad en lugares de residencia (Hogar) . Durante las fases más duras, el 40% de los olavarrienses permanecieron en sus casas, y solo podían salir los esenciales, para principios de Agosto ese valor se redujo a un 19% ya que para esa fecha las flexibilizaciones y aperturas fueron cada vez más y solo quedan en sus hogares las personas de riesgo.

 

 

(*) Ex concejal