¿Por qué nos accidentamos?

Por Marcos Pascua

Bienvenidos y bienvenidas nuevamente a este espacio donde hablamos de seguridad vial.


Si es la primera vez que llegás hasta acá, te cuento que en la primera nota se habló sobre las víctimas que dejan los siniestros viales en el mundo y en nuestro país. Hoy, abordaremos las causas que derivaron en esas víctimas, lo que será el puntapié inicial para las columnas que se vienen, donde se hablará de un plan integral con medidas destinadas a disminuir los accidentes.

 

¿Empezamos?

 

Fiebre, tos seca, cansancio, pérdida del olfato y el gusto, son algunos de los síntomas de coronavirus, es decir, saber los síntomas permiten diagnosticar una enfermedad.

 

¿Qué tiene que ver esto con accidentes? En materia vial en Argentina, sucede que se sabe la enfermedad, pero no los síntomas, la gente se accidenta, pero no se sabe el motivo. Esto derivó en políticas públicas ineficaces y recursos mal invertidos a lo largo de la historia de nuestro país.

 

Las estadísticas disponibles sobre las causas de los accidentes son escasas, Vialidad Nacional, nuestro ente oficial amigo, incluye algunos datos como el tipo de colisión, lo que podría indicar el motivo del accidente, pero no da certezas suficientes.

 

CESVI Argentina, es un Centro de Experimentación dedicado a la investigación y análisis de la seguridad vial y automotriz. En su página cuentan con las estadísticas obtenidas a partir de la reconstrucción de siniestros viales entre 2006 y 2016, pero tranqui, seleccioné sólo algunas que me parecen las más importantes para que conozcas.

 

El mate, el fútbol o el malbec, son algunas de las características que bien caen en el estereotipo de quienes nacemos en este lugar del mundo, pero cuál es el estereotipo de las víctimas de siniestros viales. Para resumirte a grandes rasgos las estadísticas mencionadas, la víctima promedio en nuestro país es hombre, porque conducir todavía sigue siendo una cuestión de género, automovilista, que se accidenta en rutas nacionales, con impactos frontales, sobre rectas y con el pavimento seco, de a poquito vamos llegando al problema. Vamos al primer dibujito.

 

Según CESVI Argentina, de los siniestros relevados entre 2006 y 2016, el 89,5% de los mismos, se produjeron por fallas humanas, el 8,8% por fallas de la calzada y el 1,6% por fallas en el vehículo. Casi 90 de cada 100 accidentes se producen por error humano, vamos a ver cuáles fueron esos errores.

 

De lo informado por CESVI, de los casi 90 de cada 100 accidentes, podemos dividir las fallas humanas en dos grupos, el exceso de velocidad donde incluimos a la invasión de carril, la velocidad inadecuada y la falta de respeto de la señalización. En el segundo grupo, la falta de atención, donde podemos encuadrar a la distracción, la maniobra abrupta y el no respetar la prioridad de paso.

 

Para las fallas de calzada podemos hablar de falta de señalización vertical, de iluminación artificial y de señalización horizontal por un lado y por otro, podemos hablar de calzada deteriorada, agua acumulada y banquina descalzada. Para dimensionar, de los 9 accidentes por cada 100, que se producen por fallas en la infraestructura, 5,5 se producen por falta de señalización o iluminación mientras que 3,4 se producen por las otras causas mencionadas.

 

Muchas veces nos hacen creer que los problemas se resuelven con más y mejor infraestructura, porque lo que vale en obras públicas es lo tangible, lo que se ve, pero no siempre lo que se ve es lo más eficaz. Como te conté más arriba, la mayoría de los accidentes se producen en rutas nacionales, en tramos rectos y con el pavimento seco, lo cual comienza a evidenciar la imprudencia de quienes conducen y eso no siempre se logra resolver con infraestructura.

 

Hoy vamos a dejar acá, pero tenés tarea, te voy a dejar unas preguntas para que reflexionemos juntos y de esta manera, ya vas sabiendo de que vamos a hablar en las próximas entregas.

 

  • Si las velocidades máximas a las que se puede circular es 130 km/h en autopistas o 120 km/h en rutas, ¿por qué en el mercado se venden vehículos que pueden alcanzar velocidades mayores?
  • Como vimos, el exceso de la velocidad es un problema, ¿cuántos controles conocés en tu ciudad o en las rutas argentinas que recorriste?
  • La obtención del carnet de conducir ¿es un proceso formativo o es más parecido a un trámite?
  • ¿Pensás que las ciudades están preparadas para la circulación segura de todos sus ciudadanos y ciudadanas?

 

Te invito a que pienses en tus respuestas, pero también a que las debatas con tu entorno.

 

¿Te copás? Nos vemos en 15.