Animate: “Tener un espacio físico nos mejora todo”

La agrupación local que brinda acompañamiento y asesoramiento a víctimas de abusos sexuales cuenta con un espacio que fue cedido desde el municipio, tras una iniciativa gestada desde el Concejo Deliberante.


“Estamos re contentas”. Quien habla es Liliana Cuenca, una de las referentes de Animate, la agrupación local que gracias a la labor incansable de acompañamiento y asesoramiento a víctimas de abusos sexuales se ha ganado el reconocimiento no sólo local, sino de toda la región.

 

Precisamente en esa legitimidad ganada con el tiempo es que se entiende y explica que desde hace ya algunos días cuentan con un espacio dónde atender a víctimas y familiares. “Tener un espacio físico nos mejora todo”, subrayó Liliana Cuenca a medida que narraba cómo a fines del pasado mes recibieron un llamado telefónico en el que se les ofreció el Salón de Usos Múltiples de la Dirección de Políticas de Integración para la discapacidad.

 

 

“Un lugar donde podemos estar tranquilas con las víctimas”, añadió mientras daba cuenta que antes esos encuentros se llevaban a cabo en su casa o en otros domicilios particulares. “Nos podemos manejar con total libertad”, continuó a medida que detallaba las conversaciones sostenidas tanto con Diego Robbiani, Secretario de Desarrollo Humano y Calidad de Vida, y con Dolores Muro, la subsecretaria de Derechos, Igualdad y Oportunidades.

 

No obstante, si de agradecimientos se trata, no dejó pasar la ocasión para narrar lo hecho por la concejala Mercedes Landívar. “Fue de gran ayuda ella y todo su equipo”, enfatizó. Vale recordar que fue a partir de una resolución emitida desde el Concejo Deliberante lo que instó al Ejecutivo local a la búsqueda de un espacio físico, además de otra serie de ayudas para permitir su normal funcionamiento.

 

 

A la par, Liliana Cuenca fue tajante que la lucha que ellas llevan adelante nada tiene que ver con banderas o colores políticos. “Es algo que debería interesarle a todos los partidos políticos”, subrayó, dejando en claro que nada tienen que ver esas motivaciones o discusiones en la lucha que afrontan día a día.

 

Por último, dejó en claro que la obtención de un lugar donde recibir a las víctimas es tan sólo un paso más, en un camino en el que proyectan, por ejemplo, la concreción de un equipo interdisciplinario y otra serie de metas. Para llevar adelante esos objetivos también es clave el acompañamiento de los socios, quienes colaboraron con la entidad a través de una cuota mensual. “Gracias también a los socios”, concluyó, poniendo el acento en la mano que la comunidad también les tiende a partir del pago de esa contribución.