Una red de mujeres y el pedido “urgente” de atención médica en Recalde

Mujeres Rurales en Red es el grupo que lleva adelante el pedido y busca mostrar los problemas de aquel sector que incluye también a Blanca Grande y Mapis. La comunicación con el Municipio se volvió un escollo. La posibilidad de contar con un médico, un poco más cerca.


Un profesional de la salud exclusivo para Recalde y Mapis. Parece un reclamo más al Municipio de otros tantos, pero todo lo que involucra, con su gestación y con su derrotero, lo hacen un caso especial. El grupo Mujeres Rurales en Red se conformó hace pocos meses en Olavarría y sumó tanto a las mujeres que viven y trabajan en la zona rural, a las que trabajan y a aquellas cuyas familias permanecen allí. Son fuerzas y voluntades que, como objetivo final, se plantean mejorar la calidad de vida de esos amplios sectores del Partido y, en el camino, visibilizar y canalizar los problemas y las demandas.

A mediados de septiembre hicieron llegar una carta a las autoridades municipales en la que solicitaron atención médica. “Las comunidades de Recalde y Mapis, localidades pertenecientes al partido de Olavarría, nos dirigimos a usted/es con suma urgencia, puesto que hace alrededor de cuatro meses ambos pueblos no tenemos médico clínico y dos años que no poseemos una ambulancia” expresaron en una nota que reunió cientos de firmas en apoyo.

No hubo respuesta directa a las Mujeres Rurales en Red, a pesar de que dejaron explícitamente una forma de contacto. Pero igualmente, el Ejecutivo hizo saber que estaba al tanto de los problemas: dispuso una atención médica quincenal en aquel distrito. Ahora tampoco saben cómo ha funcionado.

El tema se trató el jueves en la última sesión del Concejo Deliberante. El interbloque Frente de Todos llevó el planteo: en la exposición de Alicia Almada le sumó un pedido de insumos para el CAPS 14 de Recalde donde hoy atiende una enfermera. Allí Juntos por el Cambio, a través de Nicolás Marinangeli, ofreció una respuesta en la que dio cuenta de la búsqueda de un profesional para que se instale en la localidad. “Fue la primera persona que nos comentó, nos dijo lo mismo que ya se había dicho en los medios, pero esto fue cara a cara y fue la oportunidad de decirle lo que hacía falta” destacó Luciana Pedernera de Mujeres Rurales en Red a Central de Noticias.

La principal novedad es que ahora cuentan con un profesional de la salud interesado en radicarse en Recalde. Ya tienen su currículum para presentarlo al Municipio.

“Buenos resultados”

Luciana contó acerca del grupo que “venimos trabajando desde el 25 de julio, así que nos dio buenos resultados hasta acá. Por ahora es un grupo bastante informal con la idea de trabajar con coherencia, de hacer las cosas bien, de brindar respeto y recibir respeto”.

En las primeras reuniones se fijaron formalmente las líneas de trabajo, y una de ellas es la salud. “Cuando vemos qué problemática se presenta, esta es una de las más importantes y urgentes ya que hay muchas chicas de Recalde, Blanca Grande y Espigas” señaló.

La decisión que tomó el Municipio ante la imposibilidad de reparar la ambulancia de Recalde -después de un grave siniestro vial ocurrido hace dos años- y la jubilación del ambulanciero, y la extensa licencia por salud que pidió el médico que se desempeñaba en la localidad, fue derivar los servicios desde Espigas. Es decir, desde la localidad que se encuentra a unos 50 kilómetros, viaja dos veces por semana el médico y, en caso de urgencias, la ambulancia de Espigas debe asistir a Recalde.

“Las chicas de Espigas tienen la experiencia de un médico que dos días a la semana se va a Recalde y las chicas de Recalde tienen la experiencia de no tener médico en casi en toda la semana y que cuando va, está dos horas” explicó Luciana para exponer que el reclamo es doble. “Esto genera una necesidad de las dos partes. Y también hay que entender que en la zona rural los kilómetros de distancia son difíciles” definió.

La carta

En ese marco se definió enviar la carta a las autoridades municipales. “Creemos que usted/es están en conocimiento que, desde el área de salud del Municipio, respondieron a esta problemática ensamblando la atención sanitaria de nuestra población con la de la vecina localidad de Espigas que se encuentra a 50 kilómetros, por camino de tierra” señalaron en esa nota.

Y agregaron “consideramos que debido a la distancia y la demanda que se registra en Recalde, atendiendo a personas de localidades vecinas y zona rural, es muy necesario que se envíe un médico y ambulancia de forma permanente”. Sumaron también “que el mismo médico atienda una vez por semana en la sala de salud de Mapis en horario escolar aprovechando que las familias llevan a sus hijos a la escuela y los esperan cuatro horas”. A su vez, plantearon las dificultades para la atención de las emergencias.

“Esperamos respuesta escrita al siguiente correo” expresaron las Mujeres Rurales en Red en la nota donde agregaron una dirección de mail. Además anexaron las firmas mediante fotos.

Es que justamente, obtener apoyo vecinal para esta nota requirió amplia logística: por las distancias y por el contexto sanitario se logró gracias al armado de otra red. “Había que buscar alternativas para que la gente más grande y la que no tenía internet se pudiera sumar. Teníamos firmas virtuales de gente que no es de los pueblos, que tienen familiares allí” explicó Luciana.

¿Cómo funciona habitualmente? “En los pueblos, golpeás puerta por puerta y juntas las firmas. Acá no se podía. Verónica Rojas, Silvana Arnaudo y otras chicas fueron a una despensa y otros comercios del pueblo, así se comprometieron a que cada vez que fuera una persona le hacían firmar, desinfectaban la lapicera, le sacaban una foto a la firma y se mandaba para adjuntar al documento. Fue un laburo muy minucioso de mucha gente” destacó.

En esa red de gente, apareció una vecina de Recalde que tenía pautada una reunión con el Intendente y se ofreció a acercarle el documento. El 18 de septiembre pudo entregar la carta al Secretario de Salud, Germán Caputo, y al secretario del Intendente.

Respuestas

Dos días antes de esa jornada, salió una información oficial del Municipio que anunciaba “una guardia activa ese fin de semana en Recalde, el 19 y el 20, un médico y una enfermera” recordó Luciana. Hasta ahora no pudieron saber cuál fue el impacto , si los vecinos pudieron enterarse y asistir.

Al mail que dejaron en la nota a las autoridades no llegó ninguna respuesta. “Todas las novedades se publicaron en los medios, ninguna hacia nosotras” subrayó Luciana. No obstante, la decisión del grupo es comunicarse con el Ejecutivo: “se acercaron de distintos partidos políticos para llevar el tema al Concejo Deliberante. Nosotras dijimos que no, que queríamos trabajar con el Ejecutivo aunque no nos respondiera” explicó.

En los medios locales expusieron el delegado municipal de Recalde, Carlos Fernández, y el funcionario de la Secretaría de Gobierno, Emilio Vitale. Luciana señaló que este último habló por el Canal Local y respondió que “van cada 15 días dos médicas y un cirujano una vez por semana. Dijo que el pueblo estaba acostumbrado a tener un médico por 24 horas. Eso fue bastante chocante, porque la salud es un derecho. No es un capricho, no se nos antojó a nosotras salir a molestar que queremos un médico”. Y en ese marco, Luciana cuestionó “hablan a los medios y no hablan con nosotras”.

La principal duda que les queda a las integrantes del grupo es “si el pueblo se entera que los fines de semana va el médico. Lo digo porque el pueblo no son las 100 personas que viven en Recalde son los que están también a 20 o a 50 kilómetros en las estancias. Cómo le llega la información a esa gente”. Y reiteró “la intención no es atacarlos sino trabajar en conjunto” tras lo cual remarcó que también la necesidad está marcada por la pandemia: “justo estamos en este contexto en que un médico es muy importante en cualquier lugar, hay una emergencia sanitaria”.

Resolución aprobada

El grupo no sabe cómo se gestó el proyecto en el Concejo Deliberante, se enteraron pocos días antes del tratamiento, también por los medios. Luciana, Silvana Arnaudo y Paola Delpiani decidieron asistir a la sesión. Terminó aprobada por unanimidad una resolución en la que se pide “urgente respuesta” a la solicitud de los vecinos.

“Del interbloque (Frente de Todos) anexaron que se hagan llegar los insumos para la atención en el CAPS lo cual nos pareció una maravilla” dijo Luciana. A su vez, valoró especialmente que “fue una oportunidad, porque el concejal (Nicolás) Marinangeli se acercó hablar con nosotras. Le dijimos que teníamos el currículum de una persona de Bolívar que quería trabajar en Recalde. Él nos contó que tenían dos currículums, pero eran especialistas que no se correspondían a lo que busca el Municipio que es un médico generalista para que pueda abarcar todas las especialidades”.

Fue positivo. “Después de la entrega de la carta, ese fue el primer contacto de alguien que nos viene a decir lo que se estaba haciendo” expresó Luciana quien destacó que “fue la oportunidad de decirle lo que hacía falta”.

Marinangeli, quien es también el presidente de la comisión de Salud del Concejo Deliberante, informó en la sesión que la Delegación de Recalde, la Secretaría de Gobierno, la Secretaría de Salud y el Comité de Crisis están al tanto de la situación y consideran “fundamental tener atención médica en la localidad”.

La docente de la Escuela de Mapis, Silvana Arnaudo, expresó la importancia de que no sólo se piense en la atención en Recalde sino también en el sostenimiento del Puesto Sanitario de Mapis donde el servicio está programado una vez por semana. Allí se concentra la atención para los niños de la escuela, sus familiares y también para todos los habitantes y trabajadores de esa zona rural. Actualmente el Puesto Sanitario está cerrado.

Luciana destacó un pasaje de la sesión del jueves, donde todos los concejales recordaron el Día Mundial Contra el Cáncer de Mama. “Fue re lindo cuando una de las concejales dijo que era importante hacerse los chequeos por el cáncer de mama. ¿Cómo lo hacés en una zona así donde ni siquiera te llega un médico generalista? Donde ni siquiera podemos hacer llegar una campaña ¿cómo se hace?”.