Desde marzo, el Servicio Local realizó más de 6.400 intervenciones

Las medidas alcanzaron a 1.171 niños, niñas y adolescentes de Olavarría. La información surge de la respuesta que el organismo ofreció la semana anterior a un pedido de informe del Concejo Deliberante.


El Servicio Local de Promoción y Protección de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes (NNYA) sostuvo el funcionamiento en el marco del aislamiento social preventivo y obligatorio dispuesto en el marco de la emergencia sanitaria por la pandemia.

El organismo detalló que desde “el comienzo del ASPO a la fecha se han realizado 6.406 intervenciones y se ha trabajado con 1.171 niños, niñas y adolescentes”. Si bien inicialmente las intervenciones se realizaron exclusivamente de manera telefónica, con los cambios contemplados en las fases se retomaron también las medidas presenciales “advirtiendo todos los cuidados protocolizados”, se explicó.

La información surge de la nota de respuesta que se presentó la semana pasada en el Concejo Deliberante. Es que el 19 de junio se había enviado un pedido de informe con numerosas consultas acerca de la labor del Servicio Local desde marzo, tanto en función de la atención a la comunidad como de la forma de trabajo con las medidas de prevención sanitaria dispuestas.

Ante esta solicitud de los ediles, se envió la respuesta el 7 de octubre con las firmas del secretario de Desarrollo Humano y Calidad de Vida, Diego Robbiani; de la subsecretaria de Derechos Igualdad y Oportunidades, Dolores Muro; y la directora del Servicio Local, Carolina Pelliccioni.

En el Concejo Deliberante, el proyecto para el pedido de informe había sido presentado por el unibloque Cuidemos Olavarría de la concejal Victoria De Bellis y se aprobó en la cuarta sesión ordinaria.

Forma de trabajo

Respecto de las estrategias de trabajo desplegadas, se informó que se mantuvieron tanto la atención de guardia como el dispositivo diario. “El sistema de atención de guardia (2284-544810) no tuvo ninguna modificación. En un primer momento la atención durante el contexto del ASPO se centró exclusivamente en el teléfono de guardia durante las 24 horas” se detalló. Las intervenciones tuvieron “un dispositivo diario de un operador, un profesional (lic. en psicología, lic. en trabajo social y abogado) y un referente de guardia, este último se suma para atender situaciones de alta complejidad”.

A medida que avanzaron las fases del aislamiento, se mantuvo también la atención diaria “de manera regular y sistemática mediante distintas herramientas de comunicación (telefonía celular/ notebook) con el objetivo de sostener el vínculo y continuar interviniendo con aquellas familias que lo requieren”. Se aclaró que “cada dupla profesional o profesional singular que intervienen con un nnya o grupo familiar evalúa la necesidad de que las escuchas se realicen en forma presencial advirtiendo todos los cuidados protocolizados con los que cuenta el servicio”.

Sobre este mismo aspecto, más adelante se puntualizó que con los protocolos se busca “cuidado y prevención con todo el personal del servicio, no sólo con el objetivo de cuidar el recurso humano sino también de cuidar a las personas con las cuales se está interviniendo”.

El organismo también respondió acerca del plantel de empleados con que cuenta. Son 24 agentes entre administrativos, técnicos y profesionales. En el contexto de la pandemia, se organizaron “en células de trabajo con el objetivo de sostener la atención a las familias”. Con este sistema laboral, se permite aislar a un integrante o un grupo, y continuar con la atención de manera tal de no tener que suspender totalmente el servicio.

También a lo largo de la nota de respuesta, se indicó que “para sostener la excelencia en la atención y cuidar el equipo se realizan de manera sistemática y semanal reuniones de equipo de trabajo para coordinar las acciones y planificar la organización del trabajo”. Estos encuentros se concretan mediante una plataforma de conferencias virtuales. Se agregó que, por otro lado la “conducción del Servicio” se reúne de manera semanal con la Subsecretaría de Derechos, Igualdad y Oportunidades “para garantizar la supervisión de los casos y gestionar los recursos necesarios”.

En ese marco se hizo saber que “por demanda del mismo equipo” se organizó un “dispositivo de supervisión externa semanal” con el fin de “supervisar tanto los casos como situaciones que atraviesan a los profesionales en relación al trabajo para evitar situaciones de angustia o burnout”.

Por otro lado, se expuso que a pesar del ASPO y las restricciones sanitarias, el Servicio Local mantuvo “comunicación de manera diaria y dinámica con otros efectores del Sistema de Protección y Promoción de los Derechos de nnya principalmente con el Juzgado de Familia”. Se describió que las audiencias se han realizado de manera virtual, que también son regulares los contactos con organismos educativos y de Salud Mental, así como también en función de “dar respuestas a cada uno de los casos” se “realizaron y coordinaron” acciones también con el Servicio Zonal, el Ministerio Público y organismos de niñez de la Provincia. “El trabajo para restituir derechos es el común denominador de la mayoría de las intervenciones” respondieron las autoridades del Ejecutivo.

Vinculación familiar

A su vez, se dio cuenta de que en cuanto a los “procesos de vinculación” se tomaron tanto las disposiciones de la Provincia como las autorizaciones del la Dirección de Epidemiología municipal tanto para su suspensión como definir la forma de concreción, siempre en el marco de la emergencia sanitaria por la pandemia.

Este aspecto fue consultado por los concejales, que pidieron conocer “los planes de trabajo que se estipulan con las familias para concretar el proceso de vinculación”. La respuesta del Servicio Local refirió en primer lugar a que “los procesos de vinculación pueden o no ser una estrategia más dentro de los planes estratégicos de trabajo para la restitución de los derechos”. Y luego, se aclaró que “para llevarlos a cabo se evalúa la situación particular de cada nnya. Para el caso en que los mismos se encuentren con medida de abrigo en ámbito institucional, las vinculaciones estuvieron suspendidas por disposición del organismo de niñez provincial restituyéndose las vinculaciones de en forma progresiva según cada situación y de acuerdo a las autorizaciones remitidas por el área epidemiológica municipal, algunas en forma presencial y otras a través de videollamadas”.

Se dejó entrever que las decisiones han sido variadas, siempre en función de la situación sanitaria y la disposición del área epidemiológica.

Una de las últimas respuestas a los concejales destacó “el compromiso y la motivación continua que expresan y efectivizan los profesionales y operadores que forman parte de este Servicio”. La consulta apuntaba a las capacitaciones que realizan los agentes del área, acerca de las que se expuso que no sólo refieren a temas específicos de promoción y protección de derechos, sino que también avanzan sobre otras problemáticas que se presentan habitualmente, como violencias, abusos y abordajes familiares.