Olavarría cuna de cóndores: primera postura del año de Rawson y Curá

Se da por tercer año consecutivo la postura de la pareja del Bioparque Municipal “La Máxima”. En aproximadamente 57 días se sabrá si el huevo es fértil.


En el marco del Fortalecimiento del Programa de Conservación del Cóndor Andino que integra el Bioparque Municipal “La Máxima”, se anunció que se produjo la primera postura del año de la pareja de cóndores. Se aclaró que ahora resta esperar alrededor de 57 días para saber si el huevo es fértil.

“Estamos felices, ya que hemos logrado que se realice, por tercer año consecutivo, la puesta del año. Durante cuatro años no tuvimos postura” explicó Flavio Maldonado, director del bioparque.

Este año es especial, dado que la pareja reproductiva Rawson y Curá está acompañada por la pichona Lihuen, la cual debería haber sido trasladada al Ecoparque Buenos Aires para su posterior reintroducción, pero debido a la situación actual de pandemia, este viaje debió ser pospuesto.

 

Volver a tener reproducción en el 2020 es muy importante para el bioparque y para Olavarría. Trabajamos diariamente para tener este resultado con el equipo veterinario a cargo de Horacio Grand, los cuidadores Pablo Cajal, Víctor Díaz y el encargado de Bienestar Animal Matías Garciarena, quienes llevan adelante el manejo sanitario y de bienestar de los animales”, destacó Maldonado.

A su vez, se destacó que más allá de garantizar las condiciones para la reproducción de la pareja existente, el equipo del bioparque trabaja para ampliar el Programa de Conservación, mediante la reconstrucción del ambiente para los cóndores en el centro de rescate.

El trabajo de planificación involucró al bioparque junto a la Fundación Bioandina y Bioparque Temaikén, con la colaboración de los ex directores de “La Máxima”, Horacio Grand y Carlos Romero. “Trabajar en conjunto con personas de gran trayectoria nos permite valorizar y continuar las políticas públicas de largo plazo, consolidando las instituciones que velan por la conservación de la naturaleza”, consideró Maldonado. Al mismo tiempo añadió: “Sabemos que no alcanza con la reproducción de animales y que no alcanza con la construcción de nuevos ambientes, por eso estamos planificando y conversando con las escuelas de Olavarría para llevar adelante alianzas que nos permitan generar material educativo para llegar a las escuelas de Olavarría y la región, porque la educación complementa todos los otros esfuerzos que hacemos a diario”.

“Los procesos biológicos necesitan de tiempo para consolidarse, tenemos mucho que aprender de los tiempos que dicta la naturaleza, tenemos que respetarlos y acompañarlos” concluyó el director del bioparque. Con esta novedad Olavarría se consolida como cuna de cóndores.