Olavarría pasa a una Fase 4 “restringida” hasta el 1 de noviembre

 

La decisión fue tomada en conjunto con el Jefe de Gabinete de Ministros ante la gran cantidad de casos registrados. Dos actividades serán restringidas: el funcionamiento de bares y restaurantes, y las actividades religiosas.


Este domingo el intendente Ezequiel Galli encabezó una nueva conferencia de prensa. Estuvo acompañado por el secretario de Salud German Caputo.

 

El encuentro se desarrolló a partir de las 21:00 en el Salón Blanco del Municipio. Su anuncio fue sobre la hora y generó sorpresa.

 

En primer lugar, el Intendente informó que se realizaron testeos en el personal de salud del Hospital, pero “hasta ahora dieron negativo”. Además, hizo referencia al Programa de Detección Masiva y la intención de “lograr que las personas que den positivo cumplan el aislamiento en su mayoría en su casa y los que necesitan ser internados en el Hospital”.

 

Adelantó que evaluarán luego de la concreción de esta primera instancia, la realización de una segunda etapa del programa.

 

Luego de esta introducción, indicó que este domingo se comunicó con Carlos Bianco, Jefe de Gabinete de Ministros para consensuar una serie de medidas a implementar.

 

“Hay que entender que a mayor cantidad de testeos hay mayor cantidad de casos positivos”, señaló Galli y agregó: “como tenemos gran cantidad de casos vamos a tomar alguna medida concreta para poder continuar en esta Fase 4 algo restringida”.

 

De esta forma, hasta el 1 de noviembre bares y restaurantes funcionaran solo con la metodología delivery. Además, se cancelarán las actividades de culto.

 

“No me va a temblar el pulso para volver para atrás en el caso de que sea necesario”, aseguró Galli al hacer referencia a la prioridad puesta en el sistema sanitario.

 

Respecto a las salidas creativas señaló que por el momento continuarán debido a los beneficios para la salud que implican este tipo de actividades. “Hoy te digo que van a continuar y creo que son importantes”, afirmó.