Agrupación 29 de Mayo: “Hemos protagonizado una ejemplar lucha”

Tras los hechos de la semana pasada y la respuesta del Municipio, la agrupación que integra la Mesa de Emergencia cargó contra el Ejecutivo al considerar que pretende “judicializar el conflicto social”.


Tras los hechos de la semana pasada en el marco del reclamo de los manifestantes del acampe por soluciones habitacionales para lograr una reunión con el intendente Ezequiel Galli, la agrupación “29 de Mayo”, que integra la Mesa de Emergencia, emitió un comunicado para rechazar “cualquier intento de criminalización de la protesta”.

Se definió que las familias que manifiestan sus necesidades habitaciones realizan “actos pacíficos de protesta” y opusieron a esto el accionar del Ejecutivo local al considerar que “pretende confundir a la población” y que brinda “respuestas estigmatizantes, peyorativas y discriminadoras” a las cuales sindican como “violencia institucional”.

En el cierre de la comunicación, la agrupación reiteró el pedido de implementación de la legislación provincial y municipal tendiente a atender las demandas habitacionales.

El comunicado

“Desde la 29 de Mayo rechazamos cualquier intento de criminalización de la protesta y de judicialización del conflicto social y político planteado por el intendente Galli en los medios nacionales, donde declara abiertamente que va a iniciar causas y denuncias personales si fuera necesarias” sostuvo la agrupación.

En ese sentido, consideraron: “aclaramos también que los actos llevados adelante por integrantes de las familias y nuestras organizaciones fueron, son y serán actos pacíficos de protesta, que distan mucho de la violencia de la cual habla el Ejecutivo municipal y pregona falsamente; y que es mediante este discurso, utilizando el acceso a los medios nacionales de desinformación (que Cambiemos le garantiza mediante la compra de periodistas sin escrúpulos como Jorge Lanata o Alfredo Leuco) que pretenden confundir a la población y colocarnos en un lugar en el que no estamos”.

Luego se señaló que “el problema de la vivienda en general y el de las familias que sostienen el acampe en las puertas del municipio en particular, sí es un hecho violento generado por el estado, las respuestas estigmatizantes, peyorativas y discriminadoras que todos los días se le da a la gente que va en busca de una solución son de un grado de violencia institucional inusitadas y pocas veces vista en anteriores gestiones de esta ciudad y en otras cercanas de similares características”.

Más adelante se cuestionó la violencia policial y la intervención en los hechos del martes: “es también violento que la policía anti disturbios haya reprimido encarnizadamente a la gente que se encontraba sobre las escalinatas de la Municipalidad con el objetivo de recuperar ese lugar y con la excusa de salvaguardar el patrimonio material en desmedro de la salud física de quienes fueron golpeados y gaseados, es violento colocar alrededor de 12 ciudadanos, que no se encuentran más que haciendo una sentada dentro del Municipio, a más de 20 agentes de policía portando armas y rodeándolos como si fueran peligrosos criminales”. En este punto remarcaron: “si esto último no es la más clara y lisa criminalización de la protesta, entonces qué acción sí lo es? Si no es criminalización de la protesta tener continuamente policías de civil sacándonos fotos e investigándonos a cada segundo en el acampe pacífico que llevamos adelante hace ya más 25 días y aumentar la cantidad de policías en la plaza con cada reunión que hacemos, qué acción lo es?”.

En el cierre se definió: “sólo hemos protagonizado una ejemplar lucha mediante el legítimo derecho a la protesta”. Y pidieron la implementación de la Ley 14.449 de Acceso Justo al Hábitat y del Consejo Local de Hábitat previsto por la ordenanza 3.916 de 2015.