Confirman prisiones preventivas para dos olavarrienses

 

Fueron atrapados con droga en la ciudad de Azul. Los imputados están acusados del delito de tenencia ilegítima de estupefacientes con fines de comercialización en dosis fraccionadas destinadas directamente al consumidor.


Dos olavarrienses se encuentran imputados en una investigación penal que lleva adelante el fiscal Lucas Moyano desde la UFI 22. Se trata de Aldo Oscar Saavedra, actualmente de 33 años de edad, y Mariano Alcides “Cholo” Scarpitta de 41.

 

El primero de los encausados que sigue preso es un empleado nacido en la localidad de González Catán, quien actualmente vive en Olavarría. El otro acusado, que también continúa privado de la libertad, es un remisero oriundo de nuestra ciudad.

 

Medidas cautelares que fueron ratificadas

 

“Prima facie”, los dos siguen acusados del delito de tenencia Ilegítima de estupefacientes con fines de comercialización en dosis fraccionadas destinadas directamente al consumidor, después de que desde el máximo Tribunal de Alzada departamental se rechazara por “improcedente” un recurso que el defensor Oficial Diego Prado había presentado para que ambos recuperaran la libertad. En ese mismo escrito, además, pidió que les fuera concedida a los dos una morigeración a esa prisión preventiva que ahora quedó confirmada en esta segunda instancia.

 

Teniendo en cuenta las pruebas colectadas hasta el momento en esta investigación penal, el juez Pagliere (h) señaló en el fallo resuelto de manera unánime junto a su colega Damián Cini desde la Cámara Penal: “Avizoro como probable que los causantes se dedicaban a la tenencia con fines de comercialización, siendo la droga incautada utilizada para desplegar esa conducta criminosa”.

 

A criterio del camarista, “la cantidad de droga incautada (103.1 gramos de clorhidrato de cocaína)” y “la forma en que la misma se encontraba distribuida (cuatro trozos compactos en bolsas de nylon)” exceden “la normal provisión para un consumo personal”.

 

“Máxime -continuó señalando en lo dispuesto- cuando se advierten otros elementos de verificación que llevan a acreditar el dolo especial requerido”.

 

En ese sentido, para confirmar las prisiones preventivas de Saavedra y Scarpitta se tuvo en consideración también desde la Cámara Penal el contenido de las comunicaciones de los teléfonos celulares que les fueron incautados en el procedimiento donde habían sido arrestados. Esos mensajes aludían a la comercialización de estupefacientes, el ilícito que se les continúa atribuyendo a los dos.

 

En primera instancia había sido Juan José Suárez, el titular del Juzgado de Garantías 3, quien les dictó las prisiones preventivas a los encausados, una medida que ahora desde el máximo Tribunal de Alzada fue definida como “necesaria e idónea para garantizar los fines del proceso”.

 

Para ratificar las prisiones preventivas de los dos encausados se valoraron también las penas que podrían imponerles en caso de que resulten condenados por esta infracción a la Ley 23737. Esas sanciones van desde los cuatro a los quince años de prisión.

 

Cocaína en un remís

 

El pasado 11 de julio, en horas de la mañana, policías de Vial Azul que realizaban un operativo en la rotonda que une a las rutas 51 y 226 interceptaron un remis que, en dirección a Azul, conducía Scarpitta.

 

En ese auto, un Peugeot 408, también viajaba Saavedra.

 

Al ser requisado el rodado por los efectivos de seguridad se encontró la droga, que estaba oculta debajo del asiento delantero del acompañante, lo cual se tradujo en las aprehensiones de los dos hombres que siguen presos.

 

Fuente: Diario El Tiempo