Axel Kicillof: “Contacto estrecho, sea asintomático o no, le vamos a hacer un test”

“Esa va a ser la estrategia para aplacar, sofocar la curva”, expresó el gobernador bonaerense en conferencia de prensa.


En la tarde de este viernes se registraron importantes novedades acerca de cómo será la continuidad de las políticas de confinamiento enmarcadas en la emergencia sanitaria por coronavirus. Tras las palabras del presidente Alberto Fernández, la atención de este punto del país se focalizó en los anuncios que iba a realizar el gobernador bonaerense Axel Kicillof, quien minutos después inició una conferencia de prensa desde la capital provincial.

 

Fue más precisamente el salón dorado, donde se lo pudo ver acompañado del Jefe de Gabinete de Ministros, Carlos Bianco, del Ministro de Salud, Daniel Gollán, y la ministra de Cultura y Educación, Agustina Vila.

 

 

“Hoy es un día muy especial”, inició su intervención el mandatario provincial, quien en primera instancia puso el acento en el agradecimiento “al pueblo de la provincia de Buenos Aires, por el esfuerzo enorme, inmenso que han hecho, la principal razón por la que dentro de las circunstancias tan difíciles, dentro de tanta tristeza y angustia, tengamos hoy algo para celebrar”, refirió.

 

Antes de avanzar con los anuncios siguió con los agradecimientos, en los que incluyó en primera instancia a cada uno de los intendentes bonaerenses, para luego dedicar un apartado especial a la figura del presidente Alberto Fernández, sobre quien expresó que se encuentra “conduciendo las riendas del país”, en lo que consideró como posiblemente “la situación epidemiológica y económica más complicada todo el siglo”.

 

“Orgullo y esperanza”

 

Con esos calificativos dio inicio a lo que podría denominarse con la etapa de anuncios de su interlocución. Allí enfatizó que estamos “cumpliendo la décima semana consecutiva de caída en la cantidad de casos”, situación que enmarcó para informar los cambios que a partir del martes se darán en la zona del Gran Buenos Aires.

 

“Termina la fase del aislamiento y empieza la fase del distanciamiento, que es lo mismo que  decir la etapa de los protocolos”, enfatizó. “En 10 semanas los casos bajaron a un tercio de lo que eran”, subrayó a medida que daba cuenta de cómo a fines de agosto el registro de casos diario era de alrededor de 5300 casos, mientras que por estos días el promedio es de 1900. “Todavía es una cantidad muy grande, pero lo cierto es que lleva una trayectoria descendiente sistemática.

 

 

Lo relevante para este punto de la provincia llegó a continuación. “En el interior observamos una situación inversa”, expresó como antesala a compartir los datos de esa misma franja de tiempo. “Pasamos de tener 490 casos, en la última semana de agosto, a tener 1500 hace dos semanas”, narró.

 

“La novedad importante para el interior es que esa dinámica de crecimiento fuerte se interrumpió, estamos observando un leve descenso”, subrayó. “Tanto interior como Gran Buenos Aires están mostrando una reducción en los casos”, completó.

 

Con ello dio marco a lo que sería una importante serie de medidas que tendrán como objetivo “aplastar la curva”. En ese sentido explicó que se tratará de un “refuerzo” o más bien una “sofistificación” de medidas que ya se venían llevando a cabo.

 

 

En total serán 5 las medidas, pero entre ellas sobresale una que reviste de una total novedad. Fue la cuarta que enumero, que tituló como “vigilancia activa sobre contactos estrechos”. Allí explicó, tomando inclusive como ejemplo la situación particular que debió atravesar cuando se tuvo que aislar por precaución, que “contacto estrecho, sea asintomático o no, le vamos a hacer un test”. Señaló que la importancia radica en la detección temprana de los casos, para adoptar desde allí las medidas preventivas.

 

“Tenemos la capacidad para testear”, añadió, fundamentando esa situación en la disminución de casos que experimenta la provincia. Las medidas restantes son: Sostener y profundizar la búsqueda activa; fortalecer las pautas de cuidado; “una política de distanciamiento inteligente” y un aislamiento y cuarentena focalizados.

 

“Son medidas con las que veníamos trabajando”, continuó y agregó que “tenemos al coronavirus más cerca de poder alcanzarlo”. “Ir a buscarlo con más énfasis, acelerar el proceso de reducción de casos, ese es el objetivo”, concluyó, a medida que daba cuenta que todas estas medidas serán anunciadas y plasmadas en su correspondiente decreto en el Boletín Oficial en la jornada del martes, día en el que liderará nuevamente una conferencia de prensa.

 

Educación

 

Uno de los temas abordados fue la situación respecto a la educación. Enfatizó en el hecho de que “nunca se detuvo la actividad pedagógica en la provincia” y resaltó que “no se pueden dar clases en una sombrilla”.

 

“En 26 municipios de riesgo epidemiológico bajo ya se está volviendo a la presencialidad y en otros 82 municipios de riesgo medio ya se han podido implementar actividades revinculantes”, detalló.

 

Sobre el final de la conferencia aseguró que “muy pronto vamos a tener una vacuna y vamos a poder a empezar a terminar con esta pesadilla”. Además, detalló los trabajos que se están realizando para garantizar un Plan Provincial público y gratuito de vacunación.