“Mil Gracias”: Llegamos a los mil seguidores y lo celebramos con vos

Junto a emprendedoras locales te invitamos a participar de los sorteos con motivo de haber superado los mil seguidores en Instagram. Ingresa a la nota y enterate cómo ser parte.


Fue con el mes de septiembre que empezó nuestra historia, una historia de la que vos también sos parte. El portal surge como un sueño, un desafío, pero con el objetivo de contar lo que sucede en la ciudad, la región, la provincia y el país del cual somos parte.

 

Es por ello que junto a ustedes queremos festejar este nuevo paso dado. Las redes sociales cumplen un rol cada vez más importante en nuestras vidas, allí pasamos nuestros tiempos libres, compartimos momentos pero también nos informamos. A través de ellas volcamos todo lo que producimos el acompañamiento allí también los sentimos.

 

Hoy podemos decir que contamos con más del mil seguidores en Instagram y eso es un motivo para celebrarlo junto a vos y también a emprendedoras locales que se han sumado al festejo.

 

Son mujeres emprendedoras. Crean, mutan, sueñan. Utilizan sus manos para darle forma a sus ideas y modelan futuros posibles. En esta nota, nos cuentan sus proyectos y se suman al sorteo por los mil seguidores de Central de Noticias en Instagram. 

 

MH – Pastelería Artesanal 

 

María es pastelera de vocación. De chica estuvo a punto de elegir la carrera de chef pero el destino la llevó a explorar otra profesión. Sin embargo, este año y esta pandemia, la devolvieron a su primera pasión y logró impulsar el sueño de crear su propio emprendimiento de cocina. 

 

Recuerda la cocina de su infancia, habitada por mujeres de raíces italianas. “Mi abuela y mi mamá los fines de semana cocinaban mucho. Creo que eso se transmite y a mí siempre me gustó cocinar”, contó. 

 

 

De chica miraba. No la dejaban participar mucho porque la preparación de la abuela no se podía “arruinar”. Después, y con una mamá que trabajaba mucho, María aprendió algunas recetas.  “Me acuerdo de esas tardes de invierno esperando que llegué mamá y papá que prueben la torta de manzana con azúcar. Es una receta de mi mamá, es algo que no vendo, pero sí la hago para la familia”

 

Soy una afortunada al decir que este emprendimiento surgió en pandemia, desconozco si la pandemia fue positiva o negativa por el simple hecho que no tengo antecedentes previos, pero esto es una cadena, la gente gana cada vez menos y compran menos, es la realidad”, señaló. 

 

 

El proyecto comenzó hace cuatro meses y “en ese momento supe que quería hacer esto”, resaltó y agregó: “la pastelería es poder cumplir un sueño, animarme a hacer algo que quería, saber qué puedo hacerlo si me lo propongo y mejorar. Es ofrecer un producto para una celebración o un momento en familia”

 

Para disfrutar las exquisiteces que prepara María, podes visitar su sitio en Instagram

 

Orella Taller – Diseño, costura y moldería 

 

Luciana Orellana es diseñadora de indumentaria y da clases de costura y moldería personalizada desde mediados de 2013. Desde niños y niñas hasta mujeres y varones adultos interesados en el mundo textil, pasaron por su taller. 

 

“Las clases siempre fueron de manera presencial. Sin embargo, hace algunos años me habían propuesto hacerlas de forma online”, contó Luciana y explicó que en ese entonces el miedo a no saber cómo explicar lo que estaba acostumbrada a dar de forma presencial, no le permitió avanzar sobre esa posibilidad. 

 

 

La pandemia imposibilitó el hecho de dar clases presenciales y tuvo que armar pequeños grupos en formato online. “Este año no pude dar clases a principiantes que no supieran usar una máquina de coser. Todos los talleres que estoy dictando están dirigidos a personas que tienen algunos conocimientos o que tienen en su poder una máquina de coser”. 

 

A su vez, resaltó que esta situación le dio la posibilidad de enseñar a personas que viven en cualquier parte del país que cuentan “con el tiempo para generar un estado de creatividad”, en ese sentido indicó que “la costura fue el boom de esta pandemia”

 

“Por un lado me quitó la posibilidad de dar clases presenciales, pero por el otro puede conocer gente nueva y sacarme los miedos que tenía”. 

 

Para Luciana, dar clases significa “ver la creatividad del otro y me gratifica compartir los resultados finales y el orgullo que te genera poder hacer algo propio, ver terminada una prenda”

 

Todos los cursos que dicta son personalizados con talles reales y “eso es lo que más me inspira a la hora de dar clases, saber que cualquier persona puede crear su propia prenda y no depender de los talles industrializados o de los talles únicos”. 

 

 

Para conocer más de Orella Taller podés visitar su sitio en Instagram o Facebook

 

Donat Cosas con Diseño

 

Natalia, licenciada en publicidad, y José, diseñador gráfico, son los hermanos Donatelli que -formalmente- en 2012 comenzaron con el emprendimiento, al que se dedican exclusivamente desde hace cuatro años.

 

Hacen encuadernados, lo que incluye agendas, cuaderno kakebo, cuadernos de pedidos o turnos, del emprendedor, del profesor, cuadernillo/agenda de abogados, anotadores y siempre están abiertos a los pedidos especiales ya que son totalmente personalizables. Además hacen diseño decorativo con objetos de diseño para el hogar o uso personal; juegos didácticos; mandalas en libros, cuadros y láminas para pintar; y diseño comercial con tarjetas, etiquetas de ropa, calcos, cierres de bolsa, folletos, comandas, talonarios, turnos, recetarios, vinilos, lonas, diseño de logos.

Primero estuvo Natalia y José se sumó “para costearse el viaje de estudios”. Le gustó el rubro y estudió diseño: “hoy en día es el que hace la mayor parte de la producción, además de los diseños más complejos” reconoce Natalia quien, por su lado, se dedica a la atención al cliente: “tomar los pedidos, organizar los plazos de entrega, la compra de insumos, y cuestiones administrativas. Hago los diseños más simples, como tarjetas, etiquetas, logos… Y también soy la que va buscando nuevas ideas para seguir siempre innovando en lo que ofrecemos a nuestros clientes”.

 

En Donat se destacan por “los productos de diseño, hechos artesanalmente y con excelente calidad. Priorizamos la búsqueda de buenas materias primas, diseños limpios y originales. Estamos en los pequeños detalles, desde la prolijidad en la producción hasta el armado del packaging” valora Natalia.

 

La cosecha de estos años de trabajo rindió sus frutos con la pandemia: “la calidez de la relación con nuestros clientes. Intentamos generar un vínculo, una confianza mutua. Esto nos resultó muy útil este año, que por cuestiones de aislamiento, los tiempos en las entregas y los diseños se han dilatado un poco más de lo deseado”. Y a pesar de los problemas que surgieron “la gente nos aguantó todo el año teniendo una paciencia infinita, y eligiéndonos a pesar de este inconveniente”.

 

Por último, Natalia y José cuentan con apoyo y colaboración para desarrollar su trabajo (y lo agradecen): Mamá Alcira hace las bolsas, los mandados, los pagos, ¡y sobre todo el aguante!! Y otra hermana, Mariana, pinta los juegos y suma asesoramiento. Y su papá Jorge, siempre está presente: “nuestro mecenas Papá Jorge, el viejo, que nos empujó siempre a seguir, a no bajar los brazos cuando se ponía duro generar ingresos, y que a pesar de no estar físicamente, siempre presente en la frase: si estuviera papá nos diría que….”.

Para conocer más de Donat Cosas con Diseño se pueden contactar con su sitio en Instagram  o Facebook o por celular al 2284-566073.