Ezequiel Galli: “Todavía no están habilitadas las reuniones sociales”

El anuncio de nuevos permisos y excepciones generó suma expectativa acerca de la posibilidad de encuentros sociales algo que, por ahora, fue descartado.


“Olavarría está formalmente en fase 4 todavía”, aclaró el intendente Ezequiel Galli para explicar cuál es la situación actual de Olavarría y, a partir de allí, arrojar luz acerca de cuáles actividades estarán exceptuadas y cuáles seguirán restringidas. En ese sentido, añadió que pasar a fase 5 “no tiene mucha diferencia” y ejemplificó con el permiso para el regreso de las actividades deportivas al aire libre, el con el fútbol 5 como principal ejemplo.

 

En el intercambio con los medios presentes ahondó en una primera instancia sobre la situación particular del sector vinculado con la realización de eventos. Si bien concedió que ha sido uno de los más golpeados por la pandemia, respondió que “hoy creemos que no es el momento”. “La Provincia no lo ha habilitado”, completó.

 

“No estamos viendo un fin de año con eventos como había antes de la pandemia”

 

Sin dudas una de las novedades más importantes del anuncio de este sábado giro en torno a la extensión del horario comercial para negocios esenciales, lo cual dio lugar a un tema que días atrás había despertado el reclamo del sector y que tiene que ver con los horarios del servicio de micros, tanto urbano como interurbano. En ello el intendente fue tajante, “el decreto es claro, los micros deben funcionar desde una hora antes y hasta una hora después del cierre de los comercios”, puntualizó.

 

También concedió y reconoció la situación particular del sector, tal es así que dio cuenta de cómo han registrado un “impacto económico muy importante”. No obstante ello insistió que “los micros tienen que adecuarse al decreto que ya hemos firmado”.

 

Visitas y reuniones

 

El factor social es sin dudas el tema que gira en torno a cada anuncio, en una expectativa que se incrementa con la cercanía con las fiestas. Tal es así que el propio intendente señaló que se encuentran trabajando en un torno a un protocolo para visitas a geriátricos.

 

Pero si de visitas se habla las miradas se focalizan rápidamente en Sierra Chica, más precisamente en la tres sedes carcelarias. Días atrás unidades penitenciarias de la provincia fueron escenario de fuertes y violentos reclamos de internos en pedido del permiso, precisamente, de las visitas. Galli afirmó haber tenido comunicaciones con el jefe del Servicio Penitenciario Bonaerense, Xavier Areses, y añadió que le ordenó a Daniel Borra, Subsecretario de Seguridad, “que se ponga a disposición del Servicio Penitenciario para que los protocolos se cumplan”.

 

“Todavía no están habilitadas las reuniones”, respondió el intendente a la pregunta siguiente. La respuesta avanzó tanto sobre contextos públicos como privados. Afirmó ser consciente de como la Nación dio permiso a ese tipo de eventos y cómo, a la par, algunas provincias adhirieron y avanzaron en ese sentido. Sin embargo, aclaró que “Buenos Aires aún no y nosotros vamos a cumplir a rajatabla lo que indique la provincia de Buenos Aires”.