La murga Arrebatando Lágrimas desenfundó la levita

 

Murgueras y murgueros salieron a llenar de color la ciudad. Con distancia social y barbijo, danzaron al compás del bombo con platillo. En noviembre también se respira carnaval. 


La mutual de arte popular murga Arrebatando Lágrimas realizó una intervención en distintos puntos de la ciudad. La jornada se desarrolló el sábado y estuvo enmarcada en una propuesta del INAES (Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social).

 

 

Murgueras y murgueros se dividieron en grupos para abarcar 4 sectores de la ciudad: CEC 802, Parque Helios Eseverri, Corsódromo y Parque Avellaneda.

 

 

 

Con distancia social, barbijo y levita, los integrantes de la agrupación desplegaron el arte murguero y por un rato, en noviembre se respiró carnaval.