Venden panqueques para pagar una operación pero no les devuelven la moto para hacer el reparto

El ciclomotor fue recuperado hace 10 días pero por cuestiones burocráticas aún no les fue devuelto.


“Como ahora no tiene moto, para no quedar mal con los clientes, se está haciendo cargo del traslado de lo que venda, por lo que la ganancia es mínima”. Mateo tiene 16 años y tiene que someterse a una intervención quirúrgica por un pólipo que le afecta las vías respiratorias, operación que debe practicarse en Buenos Aires y por la que viene peleando desde hace ya un tiempo.

 

Esa puja fue primero para que la obra social cubra los gastos, los cuales se limitan a la intervención en sí, por lo que debe afrontar todo lo vinculado a los traslados, estadía y comidas. Es por eso que desde hace ya un tiempo comenzó con una campaña de venta de panqueques en la que la comunidad de Olavarría volvió a dar sobradas muestras de solidaridad, al punto de conseguir el dinero necesario.

 

Sin embargo, todo volvió a complicarse. Primero fue el robo de la moto de un amigo que hacía el reparto de los panqueques, lo particular del hecho es que el ciclomotor fue recuperado a las pocas horas, sin embargo aún no le fue devuelto. “Ya firmó la titular, ya se hizo todo lo que tenía que hacerse y no pasa nada”, se quejó una familiar del joven en diálogo con Central de Noticias, a medida que daba cuenta que el ciclomotor había sido adquirido recientemente, por lo que aún restaba la concreción de algunos trámites.

 

 

El tema, según añadieron, es que cada una de esas cuestiones ya fueron solucionadas pero el ciclomotor, tras 10 días, sigue secuestrado. No menos anecdótico es el hecho que en las actuaciones figuraría como responsable de la causa la fiscal Susana Alonso, quien hace ya varios meses no sólo que dejó ese cargo, sino que fue a inicios de junio cuando fue aceptada su renuncia como titular de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio N° 7 de nuestra ciudad.

 

A la par, también le fue postergada la operación debido a que se encuentra enfermo el anestesista, según se explicó desde el entorno del adolescente. Asimismo, se expresó que se encuentran atravesando una situación económica “bastante complicada”, por lo que siguen tomando pedidos ya que, tras la operación, Mateo deberá seguir afrontando los costos de la recuperación y posterior estudios a los que deba someterse. “Cada estudio, cada cosa que se haga, la tiene que pagar”, se enfatizó y narró que, además de los panqueques, también está haciendo arroz con leche.

 

“Guarda todo ese dinero para cubrirse sus gastos, él sigue trabajando mientras espera el llamado de la operación”, concluyeron y pusieron el acento en la necesidad de recuperar la moto para los traslados. Quien quiera ayudar puede hacerlo comunicándose al 2284-503213