Barrio de trabajadores mineros: “queremos gastar hasta los últimos cartuchos”

El secretario general de AOMA explicó la demora que tiene la importante obra de 80 viviendas para trabajadores. Señaló que entiende “el desánimo” pero que buscarán agilizar las gestiones en el Instituto de la Vivienda.


Es, quizás, uno de los anuncios más importantes desde que es Secretario General. En febrero de 2017 se anunciaba un ambicioso proyecto de construcción de 80 viviendas para los trabajadores mineros afiliados a AOMA. La demora, los contratiempos y el contexto hicieron que, hasta el día de la fecha, no haya una respuesta clara con su continuación.

 

Alejandro Santillán tomó la iniciativa de explicar y mostrar su preocupación por esta dilatación del tiempo sin respuestas: “nos preocupa. Venimos estancados. Vamos a empezar a tener reuniones, buscando alternativas, de esas 120 familias que varias han terminado de pagar el lote, otras que vienen al día y otras vienen retrasadas que es entendible, porque al no ver que la obra empieza a realizarse es como que la familia está desanimada”.

 

En este sentido, señaló que buscarán alternativas “a corto, mediano plazo” gestionando mediante el Instituto de la Vivienda. “queremos gastar hasta los últimos cartuchos de volver a sentarnos con el coordinador del Instituto para ver por qué no está saliendo ese plan que necesitamos”.

 

La situación, hoy, es que los lotes “están cedidos, tenemos todos los servicios, y si no le tendremos que encontrar una alternativa. Estamos un poco en ‘silencio radio’ como decimos vulgarmente”. Confirmó, en este sentido, que a la brevedad “llamaremos de a 10, 15 compañeros para convocarlos y explicarles la situación, y cuáles son las otras opciones que tenemos en caso de que no tengamos respuesta a corto o mediano plazo”.