Reapertura de casinos y bingos: se habilitará el sector de tragamonedas

El gobierno de la Provincia de Buenos Aires informó los protocolos en los salones de juego, que están cerrados desde el 20 de marzo por el coronavirus. A partir del 14 de diciembre habilitarán el sector de tragamonedas.


 

El Gobierno de la Provincia de Buenos Aires dispuso habilitar el funcionamiento del sector de tragamonedas de los casinos y los bingos de la provincia a partir del 14 de diciembre, informó este martes el Instituto de Loterías y Casinos provincial.

 

La medida rige para las salas de los 11 casinos y los 44 bingos que funcionan en el territorio de la provincia de Buenos Aires, incluido el que se encuentra en nuestra ciudad.

 

El anuncio fue realizado por el jefe de Gabinete de la Provincia de Buenos Aires, Carlos Bianco, ante empresarios y sindicalistas del sector que participaron de una reunión con el titular del Instituto provincial de Lotería y Casinos, Omar Galdurralde, y la vicepresidenta, María Laura García.

 

El funcionamiento incluirá solo al sector de las máquinas tragamonedas y se desarrollará con estrictos protocolos sanitarios que, entre otras regulaciones, permiten el ingreso solo a aquellas personas que no posean factores de riesgo en el marco de la pandemia de coronavirus.

 

 

Los casinos y bingos instalados en la provincia de Buenos Aires fueron cerrados el 20 de marzo pasado, a raíz de las medidas tomadas por los Gobiernos nacional y de la Provincia por el coronavirus.

 

Al respecto, el secretario gremial del Sindicato de Juegos de Azar (ALEARA), Ariel Fassione, destacó que ya son 12 las provincias que abrieron los bingos y casinos: Jujuy, Salta, Tucumán, Misiones, Corrientes, Chaco, San Juan, Chubut, Santa Cruz, Entre Ríos, Mendoza que abre el sábado, y Río Negro, abierto ya en parte.

 

La mayoría está sin juegos de mesa, y en unas pocas salas está permitido, pero con un número reducido de jugadores. Asimismo, está prohibida la oferta gastronómica y se restringirá el ingreso de personas mayores de 65 años.

 

“Desde el 20 de marzo, todos los empleados están cobrando un 75% de su sueldo. Ya no se puede sostener más esto”, manifestó al respecto el gremialista.