Detención formal para un acusado de abigeato y de huir de la policía

Así fue resuelto en las últimas horas desde el Juzgado de Garantías N° 2, del doctor Carlos Villamarín.


Seguirá tras las rejas un hombre que se encuentra acusado de ser uno de los partícipes de un abigeato que tuvo como escenario un establecimiento rural ubicado sobre la Ruta Nacional N° 226, en la zona cercana a la Virgen de la Loma. Sin embargo, el hecho comprende de un segundo capítulo en el interior de nuestra ciudad, donde no sólo se concretó la captura de un hombre, sino también el secuestro de diversos elementos en los que también se erige la imputación.

 

Según fue narrado a Central de Noticias, el juez Carlos Villamarín, a pedido del fiscal Lucas Moyano, dictó la detención de Marcelo Fabian Farías, el hombre que fue capturado a fines de la semana pasada en las cercanías de un domicilio ubicado sobre Grimaldi al 1900.

 

 

Fue hasta ese sitio donde se prolongó una persecución que se inició en el cruce de las rutas 60 y 226, lugar donde personal del Comando de Prevención Rural advirtió los movimientos sospechosos de un Fiat Duna. Fueron estériles los llamados de alerta y atención, ya que el conductor no solo no detuvo la marcha, sino que aceleró con dirección al casco urbano local, ingresando por calle Independencia.

 

Tras retomar Grimaldi los tres ocupantes del vehículo frenaron abruptamente frente a una vivienda ubicada a la altura del 1900. Lo particular del hecho es que no lo hicieron únicamente para buscar refugio, sino que comenzaron a bajar y arrojar en un terreno lindero grandes “bultos”, que luego fueron hallados y se descubrió que se trataban de cortes vacunos.

 

 

En ese marco no sólo se dio la captura de Farias, sino además el hallazgo de más cortes en el interior del Duna, que también fue secuestrado. Otras dos personas lograron escapar, aunque ya estarían identificados. Averiguaciones posteriores lograron determinar que esos cortes correspondían a un vacuno que minutos antes había sido faenado en el interior de un establecimiento rural ubicado sobre el kilómetro 323 de la Ruta Nacional N° 226.

 

Desde la ayudantía fiscal en Delitos Rurales, del doctor Lucas Moyano, la imputación fue encuadrada como “abigeato agravado” y “desobediencia”, en calidad de coautor, algo que fue ratificado por el doctor Carlos Villamarín al momento de dictar la detención. El hombre actualmente permanece alojado en una sede policial de Tapalqué.