El Partido Obrero denunció una venta de terrenos fiscales “record” al Sindicato de Trabajadores Municipales

Señalaron que la venta se concretó “en menos de una semana” de terrenos en la zona detrás de La Máxima por 40 millones de pesos. El proyecto validando la venta estará en el HCD.


El Partido Obrero, mediante un comunicado emitido en la última hora del miércoles, denunció la venta de terrenos fiscales desde el Municipio al Sindicato de Trabajadores Municipales por 40 millones de pesos, en la zona detrás de la Máxima. “Galli debería destinar esas tierras a reducir el déficit habitacional” señalaron.

 

En el comunicado, indicaron que la noticia es algo “muy grave e importante para todos los trabajadores y trabajadoras olavarrienses que sufren la falta de un techo propio”. Denunciaron que en menos de una semana, por pedido del Sindicato de Trabajadores Municipales, “el intendente Galli accedió a la venta de casi cuatro manzanas de terrenos fiscales ubicadas en la zona detrás de La Máxima por 40 millones de pesos”.

 

El proyecto tomará estado parlamentario, siempre que los concejales lo avalen, en sesión del Concejo Deliberante.

 

“De concretarse esta transacción sería un verdadero escándalo por varios motivos” reza el comunicado, que expresa 5 puntos: “resulta que sí hay terrenos para hacer arreglos de mutua conveniencia, enajenando un predio de más de 38.800 m2, zonificado como área urbana complementaria y con acceso a los servicios básicos en los alrededores”.

 

El segundo punto es que la venta no tendrá ingresos al Municipio “ya que la ordenanza autorizaría a Galli a compensar el precio de venta con las sumas que se adeudan o se deben pagar a futuro al Sindicato en concepto de aportes sindicales y contribuciones jubilatorias”.

 

Uno de los puntos más duros en las críticas es que el precio de venta, “es de poco más de $1.000 el metro cuadrado, una suma que se multiplica varias veces (dependiendo de la zona) en los valores de mercado de un terreno cuando las y los trabajadores de la ciudad tenemos capacidad de ahorro para pagarlo”.

 

Además, denunciaron que el sindicato de Trabajadores Municipales “no pretende afectar este predio específicamente a la necesidad de vivienda que tienen, como tantos otros trabajadores, los empleados municipales”.

 

Finalmente, “Galli y Stuppia, pese a mostrarse enfrentados por la paritaria municipal, quieren cerrar un muy bueno trato y en tiempo récord. Su sociedad para estos fines es contraria al interés general de las y los trabajadores olavarrienses (incluidos los propios municipales) porque implica perder terrenos fiscales que se destinen a reducir el déficit habitacional”.

 

Desde el Partido Obrero, para finalizar, pidieron que esas cuatro manzanas “tengan un destino exclusivamente habitacional para aquellas y aquellos que hoy se encuentren alquilando, sin poder acceder a una propiedad al valor de mercado y quieran construir una vivienda única familiar”.