Avanzan las obras para la reubicación de los Juzgados de Familia

En un edificio de calle Moreno se ultiman detalles para acondicionar las instalaciones. Se cumplirá el objetivo de la Suprema Corte: los juzgados 1 y 2 podrán funcionar en la misma sede.


Hace varios años que Olavarría cuenta con dos Juzgados de Familia creados por la Provincia de Buenos Aires, pero en rigor sólo uno ha funcionado.

Actualmente, el único juez es el doctor Santiago Guillermo Arrondo quien asumió en abril de este año al frente del Juzgado N.º 1 aunque ya hacía dos años que se había aprobado su designación: se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia en octubre de 2018 su nombramiento a cargo del Juzgado de Familia Nº 2 de Olavarría.

Es que, en los papeles, el doctor Arrondo también es subrogante en el Juzgado de Familia N° 1, “hasta nueva resolución”. En una acordada de la Corte provincial se aclaró que “Arrondo ha prestado consentimiento a fin de subrogar los Juzgados de Familia y en el futuro, de ser necesario, hacerlo en otros órganos del fuero Civil y Comercial en el Departamento Judicial Azul, ello hasta la puesta en funcionamiento del órgano para el cual ha sido designado titular”.

Con la jura de Arrondo salió el juez subrogante Daniel Morbiducci, quien se había hecho cargo del Juzgado N.º 1 tras la suspensión del titular quien fue sometido a un jury por acoso sexual contra una trabajadora. El ahora ex juez Claudio García terminó destituido el año pasado y el cargo no ha salido a concurso nuevamente.

La expectativa siempre estuvo en la puesta en marcha del Juzgado de Familia Nº 2 de Olavarría. Y además de la designación de un titular, la búsqueda de una sede adecuada también representó un escollo.

A fines de 2019 comenzaron las negociaciones, que se extendieron hasta inicios de este año: finalmente la Suprema Corte habilitó el alquiler de un edificio ubicado en Moreno al 3100 cuyas obras de acondicionamiento comenzaron hace unos meses. Hace pocos días se colocó la cartelería que anuncia que allí funcionarán ambos juzgados.

Una luz en el camino de la mejora del servicio de justicia en Olavarría que ilumina tanto a los trabajadores como a los usuarios, y a toda la comunidad.