Laplace contra Loma Negra: “No hay racionalidad en lo que están discutiendo”

El titular de AOMA se refirió a la continuidad del conflicto que tiene paralizada a la cantera Minerar y que derivará en el desabastecimiento de cemento. “El diálogo de sordos lo establece Loma Negra” enfatizó el dirigente sindical.


El secretario general de AOMA, Héctor Laplace, sostuvo que “nosotros queremos diálogo. Ahora no el diálogo de sordos, y el diálogo de sordos lo establece Loma Negra”. Fue en la mañana de este lunes en una entrevista que cedió a Radio Olavarría.

 

El dirigente sindical de la filial nacional de los trabajadores mineros le respondió al CEO de la empresa, Sergio Faifman, quien durante el fin de semana habló en medios locales del conflicto que tiene prácticamente paralizada la producción de cemento justamente en la firma líder nacional -actualmente de capitales brasileños- y que produce el 45% de lo que se consume en el país.

 

El conflicto es por el encuadre legal de los trabajadores de la cantera Minerar, de donde se extrae la piedra caliza. Ya lleva casi dos meses desde que se declaró y las negociaciones se llevan adelante en el Ministerio de Trabajo de la Nación donde hasta el momento no hubo avances.

 

“No hay racionalidad en lo que están discutiendo. No tienen razón. Hay principios que son legales Y acá no es cuestión de a quién le conviene, si le conviene más a los trabajadores o a la empresa. Acá lo que corresponde legalmente es que alguien que trabaja en una fábrica de cemento se aplique el convenio de cemento. ¿tan difícil es entender esto?” resumió el dirigente sindical el conflicto.

 

Los encuadres

 

“¿Alguien por ventura entendería en nuestro país que una fábrica de cemento no tenga trabajadores de AOMA?” planteó Laplace en referencia a que en L´Amalí 1 no hay empleados afiliados al sindicato que conduce. Y agregó que en L´Amalí 2 “no solamente vamos a tener lo mismo que tenemos en L´Amalí 1 sino molienda final y despacho. Entonces pregunto, ¿van a ser todos jerarquizados los que van a ir a la embolsadora, a los molinos, a los hornos?”. En ese marco, subrayó “no estamos hablando de destercerizar, estamos hablando de que se aplique el convenio de la actividad”.

Laplace separó el accionar de la dirigencia de Minerar del de los directivos de Loma Negra al considerar que “estoy absolutamente convencido de que aquellas cosas que puede resolver Minerar las va a resolver. El encuadre convencional lo tiene que resolver Loma negra. Ellos hablan de diálogo, y cuando vamos al Ministerio de Trabajo y hablamos de convenio ellos dicen no. Entonces, en un diálogo de sordos es muy difícil”.

 

En respuesta a las declaraciones de Faifman, el sindicalista sostuvo que “hay gente que sigue tildando de irracional el reclamo y eso no tiene nada que ver con la realidad”. Con ello hizo hincapié en la diferencia de ingresos de los trabajadores con el encuadre actual en comparación con los que se desempeñan en el convenio 54/89 de cemento: “la gente de Cal y Piedra no cobra lo de Cemento, la gente de Minerar no cobra $110.000” enfatizó.

 

Laplace informó “las alternativas” que presentaron en el marco de la negociación en el Ministerio de Trabajo para avanzar en el conflicto y aseguró que ninguna fue aceptada por la empresa.

 

A su vez, apuntó contra los directivos de Loma Negra: “basta de ir a llorar a los despachos oficiales a presionar” y contrapuso “yo siempre he sido dirigente obrero, nunca quise ser dirigente político y me voy a jugar por la gente. Que lo tengan claro. Si quieren que otros le resuelvan el conflicto, no lo van a resolver. Esto se resuelve en una mesa, sin ganadores ni perdedores, también estamos de acuerdo con eso”.

 

Héctor Laplace remarcó su origen en nuestra distrito. “Soy de Olavarría, no puedo venderte peras por manzanas. Esta es la verdad, si no que estos señores digan públicamente que a la gente no se la presiona y el que se quiera afiliar (a AOMA) que se afilie” expuso sobre el marco del reclamo del sindicato y remató “esto es la ley en Argentina. Que en Brasil hagan lo que quieran, en Argentina no. Y esto es lo que duele”.