Rescindieron los contratos y pasaron a Nación las obras en Rutas 3 y 226

El plan de obra contempla no sólo la autopista Las Flores-Azul, sino mejoras sobre 226 en el tramo Mar del Plata-Olavarría. Más de 1700 empleados pasan al Estado.


El Gobierno nacional rescindió cinco de los seis contratos de concesión que quedaban vigentes en corredores viales y que habían sido adjudicados a través del régimen de participación público privada (PPP) en la gestión anterior. Uno de los datos más relevantes es que alrededor de 1700 trabajadores pasarán a pertenecer a una empresa estatal.

 

La novedad se conoció en las últimas horas desde el Ministerio de Obras Públicas, desde donde se detalló que “A dos años de la fallida implementación del esquema de Participación Público-Privada (PPP) realizado por la gestión anterior, el Gobierno Nacional rescindió cinco de los seis contratos debido a que las empresas a cargo de los corredores viales incumplieron sus obligaciones y solo ejecutaron, en promedio, el 2% del Plan de Obras”.

 

A partir de estos acuerdos, los cinco corredores serán administrados por Vialidad Nacional, a través de Corredores Viales S.A, que irá realizando las obras por etapas mediante un programa de recuperación que forma parte del Plan Nacional de Obras Públicas.

 

Lo relevante para este punto de la provincia y centro bonaerense, llegando inclusive a la costa atlántica, tiene que ver con el acuerdo arribado por el gobierno nacional con las firmas Paolini Hnos SA, Vial Agro SA y INC Spa Italia, contratistas que habían ganado la concesión para las obras en el denominador Corredor A, que incluye las rutas nacionales 3 y 226.

 

“Fueron contratos diseñados para favorecer al sector financiero. Las obras tuvieron una ejecución de solo el 2% en promedio y le iban a salir al Estado tres veces más. Alcanzar estos acuerdos significa ahorrarle a la Argentina un costo millonario en dólares”, sostuvo el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis.

 

Las obras

 

Si bien lo que más trascendencia pública había tenido era todo lo vinculado a la autovía de la Ruta Nacional N°3 en el tramo Las Flores-Azul, el pliego contemplaba además importantes tareas en la Ruta Nacional 226, en el trayecto entre nuestra ciudad y Mar del Plata.

 

 

En números se trata de una obra que comprende alrededor de 700 kilómetros y más de 900 millones de dólares, valores estimados al inicio de las tareas, es decir hace ya más de dos años. En detalle consiste, por un lado, en la construcción de más de 100 kilómetros de autopista entre Las Flores y Azul, así con la conversión a “ruta segura” de algo más de 250 kilómetros en el tramo Azul Coronel Dorrego, siguiendo siempre sobre la Ruta 3.

 

Por el otro, ya sobre la Ruta 226, comprende también en la realización de un “ruta segura” en el tramo que separa Olavarría de Mar del Plata. Es decir del kilómetro 0 en la ciudad balnearia hasta el 300, que es en la altura aproximada al ingreso a nuestra ciudad por avenida Pringles. Se traduce, entre otras tareas, en la pavimentación de banquinas, construcción de carriles de sobrepaso y obras de seguridad.

 

 

“Las obras previstas beneficiarán a la economía y la calidad de vida de la gente. También contribuirá a la seguridad vial de los ciudadanos residentes en las localidades de la zona. Mediante la construcción de las obras, se pretende reducir los tiempos de viaje y los costos de operación de vehículos, mejorando las condiciones de accesibilidad y conectividad de los circuitos de actividad económica y productiva de la zona de influencia”, puede leerse en el apartado de PPP del sitio de Nación, donde además se expresa que “de esta forma, se apoya la consolidación de uno de los corredores viales estratégicos del país, con obras de aumento de capacidad que permitirán mejorar la seguridad vial y fluidez de las rutas que integran el Corredor Vial”.

 

Por último, y no menos relevante es la mención de que “la obra, es parte de uno de los corredores de carga más importantes para la región. Por esa razón, la proporción de camiones que circula por la RN Nº 3 y por el tramo de la RN N° 226 entre Azul y Olavarría, es superior a la media nacional. Por lo tanto, se puede determinar que indirectamente se pueden beneficiar los usuarios de la provincia de Buenos Aires, como a su vez, los habitantes de provincias vecinas”.

 

Con información de DIB