Covid-19 en la Provincia: los registros en baja, pero se encienden las alertas

El ministro de Salud, Daniel Gollán, señaló que siguen en caída los casos confirmados y los fallecimientos, pero la tendencia se desacelera. Mostró los “indicadores preocupantes” y dijo que “quizás tengamos un rebrote”. La preocupación por la situación de Mar del Plata.


En la habitual conferencia de los martes en que la Provincia informa sobre la situación sanitaria por la pandemia, el ministro de Salud, Daniel Gollán, enfatizó la preocupación por ciertos indicadores que adelantan un aumento de los casos de Covid para los próximos días en el ámbito bonaerense.

El funcionario abrió su presentación con referencias a la situación en Europa, donde la ola de casos se explicó centralmente por la temporada de invierto, y hasta aludió al mensaje de la canciller alemana, Ángela Merkel: “le suplicó a los alemanes que se cuiden” subrayó Gollán.

Tanto el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, como el ministro Gollán, reiteraron la importancia de las medidas de cuidado. “Quizás tengamos un rebrote, tenemos que redoblar los esfuerzos colectivos e individuales. Lo decimos con preocupación porque en los últimos días notamos un gran relajamiento generalizado y notamos también un aumento en estos últimos 5 a 6 días de la cantidad de casos” dijo el titular de la cartera de Salud.

A esta tendencia, sumó el aumento de llamados a las líneas de atención para personas con síntomas de Covid-19 y la desaceleración del ritmo de caída de la cantidad de casos, del registro de fallecidos y de la ocupación de camas de terapia intensiva.

Señaló que “los indicadores preocupantes se pueden resolver cuidándonos y cumpliendo los protocolos” al tiempo que adelantó que “hay municipios de la provincia en que tenemos que retroceder por los brotes registrados”. Sobre este aspecto se centró Bianco quien además anunció el protocolo para realización de eventos.

Los datos

En la Provincia de Buenos Aires se han registrado 639.561 casos totales de Covid-19 y fallecieron 21.421 pacientes. Este lunes se registraron 1.532 casos nuevos.

En el interior de la provincia de Buenos Aires, la tasa de mortalidad se ubicó en 953% y la tasa de letalidad en 2,97 cada millón de habitantes. La tasa de incidencia en la región interior bonaerense es de 3.234 casos cada 100 mil habitantes.

Hasta el momento, se llevan realizados 1.508.481 testeos. Actualmente, ante la caída sostenida de casos, se sostiene la estrategia de testear a los contactos estrechos de los confirmados.

El ministro Gollán indicó que “sigue en caída la cantidad de fallecidos” aunque apuntó a que “también notamos que la velocidad con que se reducen los casos, se aletarga. Incluso hay municipios que aumentaron”. En este punto, hizo la salvedad de que la comparación semanal se distorsiona en la semana anterior en referencia a los feriados y tuvo en cuenta que lo mismo sucederá en las siguientes dos semanas.

En ese contexto, la situación de Mar del Plata volvió a estar en la mira de las autoridades provinciales en cuanto a la cantidad de casos nuevos detectados. “Se empareja mucho el porcentaje de personas que se enferman en interior y en el AMBA. En los últimos 3 o 4 días volvió a liderar por lejos los números el municipio de General Pueyrredón en cantidad de casos confirmados. A veces hasta duplicando a La Matanza que tiene 3 veces la cantidad de habitantes” explicó.

La ocupación de camas en tanto se sostiene en baja con lo cual hay disponibilidad de camas en Terapia Intensiva. Igualmente, el ministro expresó que “la caída no es en la misma velocidad en que venía cayendo, es un dato positivo pero por otro lado nos pone una alerta”.

“El dato preocupante está en los llamados que se reciben por síntomas compatibles con Covid” expuso Gollán al presentar las cifras y subrayó que “estamos viendo el no cumplimiento de las medidas de cuidado”, ante lo cual comentó el spot lanzado por la Provincia con el mensaje “las fiestas empezaron hoy”. “Estamos a 10 días de las fiestas” dijo para pedir prevención especialmente a quienes van a pasar las fiestas con personas mayores de 60 años y con comorbilidades.

El ministro cerró su intervención con un “llamado a la reflexión sobre todo a los grupos poblacionales más jóvenes” a quienes pidió que “sepan que se pueden enfermar y sepan que pueden contagiar a otros”.