Ezequiel Galli: “Hay que volver a arrancar después de estar prácticamente todo el año parados”

El intendente municipal dialogó a solas con Central de Noticias. Confirmó que comenzarán a moverse con obras tras terminar el año “con un superávit que nos va a dar un panorama para pensar en lo que viene”. Pidió “paciencia” a los vecinos de las localidades y pidió prudencia por la pandemia.


La pandemia pasó, pero no pasó. El año termina, pero continuará el 2021 plagado de desafíos. Así lo ve, por lo menos, el Intendente Galli, que respondió a todas las consultas realizadas, a solas, por Central de Noticias.

 

Prudente con el COVID, prudente con los conflictos, pero sentando posición. A la expectativa del Presupuesto, y anunciando una suba en las tasas estimada para enero. El grabador se encendió y el despacho fue el protagonista de un intendente que respondió todo.

 

-En un año plagado de sobresaltos, ¿Cómo cierra la gestión de 2020?

 

-Haciendo una analogía, esto es como el eclipse del otro día. Vino la pandemia, eclipsó toda la gestión, de a poco ya se está corriendo y empiezan a aparecer los problemas de la gestión, de reactivarla, de volver a poner en marcha la máquina que está un poco lenta, un poco pesada. Hay que volver a arrancar después de estar prácticamente todo el año parados. No al 100%, pero con la dinámica que traíamos pasamos a tener casi la totalidad de los cañones apuntados al sistema sanitario, a la gestión de la pandemia, a transitar el pico, a bajar la curva, a ir encontrando y buscando el equilibrio entre lo sanitario, lo económico y lo social. Planteando nuevas actividades para reactivar, reactivarlas, controlar los protocolos, todo un desafío permanente. Y creo que lo estamos cerrando bien, y también con incertidumbre de cómo va a iniciar el año que viene.

 

– ¿Y su balance?

 

-El balance es positivo. A mí me deja personalmente mucho aprendizaje, un crecimiento personal y profesional interesante y también un equipo mucho más afianzado y que hoy juega de memoria, a raíz de haber tenido tanto vínculo entre todos. Eso es lo positivo.

 

– ¿Le preocupa la llegada de un rebrote a Olavarría? Los últimos días tuvieron bastantes casos…

 

-Los números que vemos hoy los estábamos esperando. Lo dijimos en la conferencia, que para fines de diciembre íbamos a tener un leve aumento de casos, que es lo que está sucediendo y son casos que los estamos yendo a buscar. Hoy los positivos son del RTA que lo hicimos mucho más intensivo a partir del lunes –y hasta cerrar el año y principios del que viene- para evitar que los positivos se junten en las fiestas con sus familiares porque es algo que inevitablemente va a pasar. Pasó en el peor momento que la gente se juntaba de manera clandestina, imagínate para las fiestas que es un momento desde lo emocional muy importante después de un año tan movilizante.

 

– ¿Y después de las fiestas?

 

-Me preocupa lo que pueda pasar a futuro, porque la vacuna no va a llegar a corto plazo. Creo que puede suceder lo que sucedió en otros países del mundo, que el rebrote es mucho más fuerte que el primer brote. Tenemos que estar preparados para eso.

 

– En caso de que llegue la vacuna, ¿está la logística preparada para vacunar lo antes posible?

 

-Nosotros ya estamos preparados. La cámara de frío está, el personal capacitado lo tenemos. El tema es qué vacuna llega y cómo es la logística de la vacuna que llegue, porque hay algunas que son inviables por la temperatura a la que tienen que ser trasladadas y va a ser muy complejo que llegue a países como el nuestro. En el caso de que sea una vacuna que tenga una logística normal, ya estamos preparados. Para eso fue que previmos el tema de la cámara y que pudimos junto a la Unión de los Clubes, a la familia Spinella, la rifa del Banco de Leche y el Municipio poder construir esa cámara que es algo que queda para la ciudad: 40 mil monodosis, aparte de las 25 mil que ya podíamos almacenar, es un número importante.

 

La gestión y los conflictos

 

 

-Lo que pasó con Loma Negra y AOMA, ¿complicó las cosas para la gestión? En los últimos días hubo mucha preocupación de industriales que vieron afectada su labor por la paralización de la multinacional, está el Impuesto a la Piedra…

 

-Algún impacto va a tener claramente, todavía no podemos saber cuál, pero lo vamos a saber dentro de un tiempo. Los métodos extorsivos creo que tienen que dejar de utilizarse, nosotros apelamos al diálogo y creo que pasó en el momento en el que la construcción demostró ser el único sector –aparte del agropecuario que nunca dejó de funcionar- que está mostrando un signo de reactivación y se ve en las calles. En cada cuadra hay una pequeña obra, la venta de ladrillos no da abasto, la venta de cemento no da abasto, la venta de cerámicos no da abasto, los corralones estallados. Creo que aprovechar ese momento para sacar una tajada me parece que no está bueno. Celebramos que se hayan podido sentar a dialogar y que lo hayan podido resolver.

 

– ¿Cómo es el desafío de trabajar en el Concejo Deliberante con un cuerpo tan inestable? Se han movido bloques, los votos a veces le alcanzan, otras veces no…

 

-Esto es del día a día. Hay que apelar a los sectores que están abiertos al diálogo. Están, existen, hay que encontrarlos y trabajarlo. Es un Concejo que está muy dividido y creemos que nosotros no estamos haciendo ninguna locura, por lo cual apelo a la racionalidad de la oposición a la hora de votar el Presupuesto. Es un Presupuesto que fue difícil de confeccionar y que creemos que no plantea hacer ninguna locura. Estamos buscando el consenso necesario para que el lunes sea aprobado.

 

– ¿Algo así pasó con el Agua?

 

– Si, si, claramente y es lo que sucedió. Ahí vuelvo al tema de los métodos extorsivos, los aprietes… me solidaricé con Alicia (Almada) porque me parece una locura que en este momento necesitamos la menos rispidez posible y estar todos pensando con la mente fría en algo que era necesario, que estaba muy atrasado y que va a tener un beneficio para la ciudad.

 

– ¿En qué sentido?

 

-Al tener la factura limpia y la tarifa como creemos que debe estar, vamos a tener un fondo de obras que es el FOI y va a tener un monto mayor al que teníamos. Vamos a poder hacer los nuevos pozos que necesitamos para aumentar la presión del agua, vamos a poder hacer extensión de la red, vamos a poder hacer alguna extensión de la red de cloacas. Me parece que se encontró, por lo menos del bloque Renovación Peronista, la racionabilidad que necesitábamos. Ellos plantearon con mucho criterio el tema de la tarifa social, la mensualidad de la factura, son cosas que van a tener un impacto positivo, y quitar la cuota capital que es un compromiso de la cooperativa y realmente eso va a suceder. A nadie le gusta que las cosas aumenten, pero en un contexto inflacionario no hay otra alternativa que ir corrigiendo… a ver, ayer vimos que el gobierno nacional autorizó el aumento de combustible y aumentó el 5,5% la nafta. El mismo espacio del oficialismo que ve cómo aumentan las cosas y cómo se van descongelando las tarifas, no quiere que a nivel local suceda lo mismo. Entonces es una cuestión más “en contra de” que pensar realmente con criterio lo que tenía que suceder.

 

– ¿Qué va a pasar con las tasas? ¿Subirán por decreto?

 

-Está previsto. Cuando tengamos la inflación de diciembre, a mediados de enero corresponde corregir por decreto. No es para evitar la discusión en el Concejo Deliberante: está la posibilidad de presentarlo si necesitamos corregir aún más de lo que indica el monto del INDEC. Hoy es un monto razonable y que corrige también el ingreso del Municipio que también se ve mermado por la inflación (aumenta el combustible, los salarios, los insumos, la tarifa de las horas extras) todo va aumentando y nosotros también tenemos que aumentar el ingreso porque si no llega un momento que te quedás sin fondos.

 

 

– ¿Entiende el fuerte reclamo de los vecinos de las localidades? Pasó en Loma Negra, Sierras Bayas, Sierra Chica…

 

-Hay muchos de esos pedidos que realmente son válidos y lo sabemos. Nosotros conocemos las problemáticas, no es que nos enteramos por los reclamos, pero ha sido un año muy particular. Yo siempre digo, creo que fuimos un Municipio que en los primeros cuatro años de gestión hizo mucho en las localidades. Sabemos que no alcanza, pero hicimos un montón de cosas positivas. Para Recalde y Espigas las plantas solares fueron muy positivas, para Espigas la planta de ósmosis inversa que llevamos adelante y la extensión de la red de agua potable también fue muy positiva. Hemos hecho pavimento, repavimentación, hemos puesto luminarias donde no las había, hicimos un montón de cosas. Sabemos que no alcanza, que falta mucho pero bueno, también hay que pensar que este año fue muy particular.

 

– ¿Y con respecto a la ausencia de obras en el Presupuesto?

 

-Que no esté en el Presupuesto no quiere decir que el año que viene podamos hacer un montón de cosas, aunque no esté en el Presupuesto. Les pido a los vecinos paciencia, que sepan que estamos al frente de los temas y que vamos a ponernos a trabajar para solucionarlos.

 

– ¿Cómo están las cuentas hoy? ¿Continuará la Emergencia Económica?

 

-Eso lo estamos evaluando, todavía no está la decisión tomada. Los Municipios históricamente y en todos lados terminan con déficit, porque no tenemos herramientas de endeudamiento como si tienen la Provincia o Nación. Los Intendentes apelamos a financiar también con déficit y este año nos dedicamos a reducir ese déficit y vamos a terminar este año, si dios quiere, con un superávit que nos va a dar un panorama para pensar en lo que viene y poder acomodarnos y plantarnos bien ante un eventual rebrote que pueda llegar a hacer que se retroceda en el nivel de actividad y, finalmente, que tenga un impacto en los ingresos del municipio. Hoy estamos pensando más en eso que en otra cosa, en estar preparados por si vuelve a venir algo de eso.

 

-¿Eso permitirá proyectar obras en concreto para Olavarría en 2021?

 

-La prioridad es terminar la obra en el Hospital. Y después terminar las obras en escuelas que ya habíamos iniciado y tuvimos que suspender, que están a punto de reactivarse. Hemos firmado convenios con el gobierno nacional para hacer obras que van a ser muy importantes para la ciudad, van a estar las obras de la provincia, que ya están en el presupuesto, seguramente haya algún otro programa de financiamiento para obras para los 135 municipios, que es lo que estamos pidiendo desde el espacio de Juntos por el Cambio (Pro – UCR – Coalición Cívica) al gobernador. También va a ser importante el movimiento de Olavarría a nivel piedra y cemento por las obras que se van a poner en marcha a lo largo y a lo ancho de la provincia y del país. Estamos con mucha expectativa.