La política: “dentro del disenso también se genera el crecimiento del espacio”

Ezequiel Galli se catalogó como “moderado” dentro de los movimientos internos de Juntos por el Cambio. Se mostró como líder de la Séptima Sección, opinó sobre la interna del radicalismo y de cara al futuro “es muy difícil verme fuera de la política, pero también en algún momento uno tiene que hacer un corte y pensar en lo que viene después”.


También hubo momento para la política partidaria: Ezequiel Galli juega en política, se mueve dentro de Juntos por el Cambio y se posiciona como “líder” de la Séptima Sección. Incluso, se esperanzó más en renovar las tres bancas de la legislatura bonaerense que en la lucha local. Se mostró confiado, opinó sobre la interna radical y también pronosticó obras para el 2021 olavarriense.

 

-¿Cómo se ve dentro de Juntos por el Cambio, dentro del Pro? ¿Dónde se siente más cómodo?

 

-A mí me parece sano que haya variables. En los espacios políticos no todos tienen que pensar igual y cada uno puede tener libertad de pensamiento y de discurso. Hoy soy parte de la mesa provincial del PRO, una mesa que está integrada por los intendentes de las cabeceras, por diputados nacionales, senadores nacionales y senadores provinciales.

 

-¿En qué consiste el grupo Dorrego?

 

-Se fue armando durante la pandemia y todos tenemos la misma expectativa para lo que viene. Yo soy parte del Pro, nací en el Pro y voy a seguir siendo parte del Pro. Y de esa manera, sumar para que juntos por el cambio siga unido como lo ha hecho hasta ahora, que es algo inédito y es algo que celebramos. Después, cuando hablan de halcones y palomas, de duros y moderados, la verdad que yo siempre fui de un discurso moderado, de tratar de buscar el diálogo y el consenso y ser una oposición responsable, y no por eso voy a estar en desacuerdo con lo que plantea uno u otro dentro del espacio.

 

 

-¿Cómo es el trabajo en esa diferencia? Aparece Mauricio y Jorge Macri, María Eugenia Vidal, Horacio Rodríguez Larreta…

 

-Lo que plantee cualquier dirigente me parece que es para respetarlo y es para que a uno lo respeten también. Dentro del disenso también se genera el crecimiento del espacio. Si todos pensaríamos lo mismo, ¿cómo haces para abrirte a los espacios que también necesitas para sumar para poder ganar la elección? Nuestra vocación es volver al poder. Nosotros queremos volver a ser gobierno en el 2023. Para eso tenemos que ser amplios, y tener lugar para cada uno que quiera sumarse.

 

-¿Cómo ve el escenario de las próximas Elecciones Legislativas?

 

-Trabajamos permanentemente para seguir estando juntos y plantarnos ante un oficialismo que no sabemos cómo va a llegar a las legislativas, pero creemos que tenemos una gran oportunidad y a mí me toca, como conductor de la Sección, trabajar para sostener esas tres bancas en el Senado que son claves a la hora de tener la mayoría. Mi meta es sostener los tres senadores y para eso voy a trabajar.

 

-¿Y para que haya un senador olavarriense?

 

Claramente. Siempre peleé para eso y trabajé para eso. Yo soy nuevo en esto, arranqué hace muy poco tiempo a trabajar en política y me tengo que ganar el lugar, y me lo voy ganando fuerza de votos. Haber ganado en 2015, 2017 y 2019, hoy seguramente tenga la posibilidad de levantar la mano y pedir por alguien de Olavarría y eso es lo que voy a hacer. Después el resultado se verá el próximo año, pero para eso voy a trabajar claramente.

 

-¿Cómo está su relación con el radicalismo hoy?

 

-Hoy están fuera del bloque y la verdad que es parte de algo que realmente cuesta entender. Somos una coalición a nivel nacional, a nivel provincia seguimos juntos los 58 intendentes… estamos con expectativas de lo que pase en la interna, sabiendo que en lo local hay tres listas y que se diriman internamente me parece lo más sano. Y después a raíz del resultado de esa elección ver como sucede. Hoy el único radical que está trabajando codo a codo con nosotros es Leandro Lanceta, de los que están en las listas que están en danza. Después, por el resto, siempre estamos tratando de encontrar el punto de diálogo, a veces es más difícil, a veces es más fácil, pero bueno es cuestión de ver qué sucede. Con expectativas porque son parte de nuestra coalición y estamos esperando a ver qué sucede.

 

 

-En 2023 puede pasar cualquier cosa, pero la consulta apunta a lo personal: ¿vamos a seguir viendo a Ezequiel Galli en la política?

 

-Es muy apasionante la política, es muy difícil verme fuera de la política, pero también en algún momento uno tiene que hacer un corte y pensar en lo que viene después. Cuando uno tiene tanto compromiso, en este caso con la ciudad y con la Argentina, con la defensa de los valores que queremos para nuestro país, con la defensa de la división de poderes, de la propiedad privada, de la república, de la no impunidad… realmente cuando uno tiene tan metidos esos conceptos y yo estoy acá por mis hijos, claramente, lo único que me interesa es hacer lo poco que yo pueda sumar para que mis hijos tengan el día de mañana un país mejor.

 

-¿Incluso por fuera de la política?

 

-El tiempo me irá llevando, no me da miedo tampoco decir me puedo volcar al sector privado. Seguramente a la profesión de abogado no vuelva, porque pasó mucha agua debajo del puente y la profesión cambió, el Código Civil cambió, hay un montón de cosas que son difíciles de volver a retomar la actividad. Pero por qué no pensar en un sector privado el día de mañana, hay mucho para hacer y a mí me gusta trabajar, me gusta ganarme lo mío. Vuelvo a lo de antes, el mérito. Yo creo en el mérito, hay que trabajar, trabajar duro y es lo que le quiero transmitir a mis hijos.

 

Después cuando llegue el momento de dejar de ser intendente, que no sé cuándo será, hoy es el 10 de diciembre de 2023, no te puedo decir que voy a hacer. Expectativas tengo muchas, puedo llegar a ser candidato a algo, no sé a qué, puede ser que no sea candidato a nada y que volvamos a ser gobierno y termine trabajando en la provincia o en nación. La verdad es que son tantas las posibilidades que hoy lo único que pienso es en el corto plazo, en ganar la elección el año que viene a nivel seccional, en sostener esas tres bancas en el senado que son importantísimas para el espacio y después el tiempo y dios va a proveer.