Necochea: Una policía murió en la persecución de un auto en el que una joven pedía auxilio

Tenía 27 años y era madre de dos hijos. Otro agente se encuentra con pronóstico reservado.


En las últimas horas una joven agente policial del Comando de Patrullas de Necochea murió luego de que el móvil en el que viajaba fuera impactado violentamente por otro auto en una persecución que tuvo como escenario la Ruta 86.

 

 

Según se investiga, todo se inició en el casco urbano de la ciudad balnearia, más precisamente sobre 59 y 24. Un llamado al servicio de emergencias dio cuenta que en ese sitio se había visto a una joven sacar la cabeza por la ventanilla de un Ford Fiesta Max a medida que gritaba por auxilio.

 

Se desplegó un operativo cerrojo que permitió detectar ese rodado sobre la Ruta 86. Las sirenas y las llamadas de atención fueron estériles para que el conductor, de 36 años, detuviera la marcha. En ese marco colisionó violentamente contra uno de los laterales del patrullero, una Renault Oroch, tripulada por dos agentes de seguridad.

 

 

Como saldo de ese impacto perdió la vida la oficial Belén Corvalán, de 27 años y madre de dos hijos, y su compañero, el oficial Sebastián Moreno, sufrió graves heridas, siendo derivado de urgencia a un centro asistencial, donde permanece internado con pronóstico reservado. El conductor del Ford, por su parte, resultó ileso mientras que la joven que viajaba junto a él, de 26 años, se encuentra internada en observación.

 

Los restos de la oficial Belén Corvalan fueron inhumados en el inicio de la tarde de este lunes, en un masivo cortejo

 

El conductor del Ford, identificado como Andrés Morales, ahora permanece alojado en una seccional policial imputado por los delitos, en principio, de “homicidio doloso agravado” y “lesiones (dos hechos)”, a disposición de la fiscalía 3 del Departamento Judicial de Necochea.