Hilario Galli: “Nos parecía muy oportuno el reclamo que tenía el sindicato”

El secretario de Gobierno explicó que las condiciones laborales que este lunes cuestionó el Sindicato de Trabajadores Municipales se dieron en el contexto de la pandemia. Informó que tras el acuerdo, los trabajadores “pasarán al régimen de destajista remunerativo bonificable”.


El secretario de Gobierno municipal, Hilario Galli, se refirió al conflicto que este lunes planteó el Sindicato de Trabajadores Municipales (STMO) con una manifestación en el Palacio Municipal. Expresó que se trató de aspectos que la gestión local ya tenía en cuenta y que se habían originado desde abril en adelante en el marco de la imprevisibilidad que caracterizó al manejo de la pandemia.

“Esto es exclusivamente contextual por el momento que estamos viviendo y por cómo se fue dilatando toda la situación. Era necesario sentarse en el marco de esta conversación que tuvimos y darle algunas certezas a ciertas situaciones” definió.

En una entrevista con el periodista Martín Rodríguez por Radio Olavarría, el funcionario dejó en claro que, en ese contexto, la contratación de personal para el sector de salud con la modalidad “destajista no remunerativo” se dio con el aval del Tribunal de Cuentas de la Provincia.

“El petitorio ya estaba de alguna manera planteado desde la época paritaria, se habían dilatado un poco los tiempos de resolución de algunos de esos temas” reconoció este martes el secretario de Gobierno sobre el planteo que presentó el sindicato conducido por José Stuppia.

Explicó que “el tema de la precarización laboral al que se hace referencia viene de la mano con que a partir de marzo y en el contexto de la pandemia -es una problemática que se dio a lo largo y ancho del país- tuvimos la necesidad todos los centros sanitarios del país de incorporar profesionales porque muchos de los nuestros habían quedado licenciados por distintos motivos, tanto por la edad como por factores de riesgo o por tener hijos a cargo”.

Con ello “nos resintió mucho la cantidad de médicos y profesionales de la salud: enfermeros, asistentes, limpieza y todo tipo de personal” añadió para indicar que “tuvimos que incorporar rápidamente” el personal de reemplazo. Para esta incorporación “hubo una comunicación a través del Tribunal de Cuentas que habilitó una forma de contratación que es la de destajista, pero es no remunerativo” definió Galli.

Consideró que por ello Stuppia definió las condiciones laborales como precarización.

“De ahí viene el concepto de la precarización. Obviamente se incorporó todo el personal que se necesitaba, que es aproximadamente los números que hablaba José (Stuppia) y se incorporaron bajo ese rótulo que es el destajista no remunerativo” expresó el secretario de Gobierno.

A su vez, tuvo en cuenta que dada la evolución de la pandemia al momento en que se incorporó este personal no se sabía por cuánto tiempo se requeriría. “Hoy sobre fin de año que tenemos alguna pequeña luz al final del túnel con la llegada de la vacuna o con los anuncios de que podría haber un plan de vacunación para el año que viene, vemos que los vamos a necesitar un tiempo más y nos parecía muy oportuno el reclamo que tenía el sindicato de encontrarle un encuadre un poco más formal para que estos trabajadores tengan un poco más de previsibilidad y un poco más de resguardo social a través de aportes jubilatorios, obra social y todos los beneficios” sostuvo.

En cuanto a lo acordado en la negociación con el STMO, de la que Hilario Galli participó en forma personal, dijo que “pasarán al régimen de destajista remunerativo bonificable para poder estar encuadrado dentro del régimen municipal”.

Sobre ese aspecto, el secretario de Gobierno consideró que “a muchos de estos trabajadores les conviene un régimen flexible en horarios y días. No se trabaja todos los días a veces, a veces algunos trabajan algunos horarios y otros no. Entonces este régimen flexible les conviene porque tienen trabajos en otros lugares o porque tal vez están estudiando”.

Por último, expresó que las negociaciones y modificaciones acordadas el lunes alcanza a trabajadores del área de salud aunque “no implica solamente a médicos y enfermeros sino también a técnicos, personal de limpieza, es muy amplio porque es el 45% de la planta municipal” cerró el secretario de Gobierno.