Negaron la excarcelación de los acusados por el asalto en el Cerro Fortabat

El planteo había sido elevado desde la defensa de los imputados, pero fue rechazada por el juez de Garantías Carlos Villamarín.


Sobre el cierre del 2020 uno de los casos más particulares tuvo como escenario la Villa Alfredo Fortabat. Es que el hecho se inició sobre el Cerro Luciano Fortabat, donde un grupo de jóvenes realizó una fiesta de cumpleaños, y se podría decir que culminó sobre la ruta 51, en las cercanías de esa localidad, donde el presunto autor de los hechos protagonizó un violento despiste y vuelco.

 

El hecho se registró un par de días antes de Navidad, cuando un grupo de amigos en horas de la noche se encontraba reunido en el cerro. Allí fueron sorprendidas por al menos dos personas que, armadas con un arma blanca, los asaltaron. Las víctimas fueron dos jóvenes de 21 años, ya que uno registró un corte en uno de sus brazos, mientras que el restante el robo de su teléfono celular.

 

 

Instantes después escaparon a bordo del mismo auto en el que habían arribado y ese rodado pasó a ser un elemento clave de la investigación que ahora se les sigue a dos sierrabayenses. Es que las víctimas, además de describir a sus agresores, también fueron precisos en narrar las características del vehículo en el que se movilizaban.

 

Las averiguaciones permitieron avanzar rápidamente sobre la identidad de los presuntos autores esa misma noche. El dato no menor es que mientras esas pesquisas seguían su curso, se tomó conocimiento de un vuelco en la Ruta 51 protagonizado por un vehículo de similares características. La sospecha sería confirmada instantes después, ya que no solo se corroboró que se trataba del auto buscado, sino que al conductor le fue hallado el teléfono celular robado, el cual esa misma noche fue identificado por la víctima.

 

 

Días después los acusados fueron detenidos en Sierras Bayas, en tareas lideradas por personal de la subcomisaría de Loma Negra, con el aporte de agentes de la mencionada localidad serrana. Se trató de Juan Ignacio Martel y Luis Sotelo, de 27 y 47 años respectivamente. Esa misma jornada sólo uno de ellos declaró cuando frente a la fiscal de la causa, la doctora Viviana Beytía, y parte de su equipo de trabajo de la UFI 10.

 

Ahora, según se narró a este portal, la novedad está dada en que el doctor Carlos Villamarín, titular del Juzgado de Garantías 2, rechazó un planteo de excarcelación de los acusados. Si bien no trascendieron mayores detalles tanto del tenor de la requisitoria como los fundamentos de la negativa, todo se traduce en que los acusados seguirán tras las rejas.