Desactivaron reuniones sociales en espacios públicos durante la madrugada

Además varias personas fueron infraccionadas por “ruidos molestos”. El detalle.


Controlar, o más bien evitar, las reuniones sociales durante la noche y la madrugada es una preocupación que lejos está de limitarse a nuestra ciudad. En los últimos días ha trascendido cómo desde el gobierno Nacional, con su correlato en el Provincial, analizan medidas y hasta un posible “toque de queda” para limitar la circulación nocturna y con ello que los casos de coronavirus no sigan creciendo.

 

Mientras se definen medidas y persisten los encuentros para encontrar una manera de frenar el incremento de casos, en Olavarría persisten los esfuerzos preventivos y lo sucedido durante la madrugada de este domingo sirve de ejemplo. Quizás la situación más particular se dio en torno a un importante grupo de vehículos que pudo verse en una primera instancia sobre el espacio verde de uno de los laterales del puente de avenida Pringles y Ruta Nacional 226.

 

 

Personal de Control Urbano, con la colaboración de agentes del Comando de Patrullas, concurrieron y desconcentraron el lugar. Una escena similar se habría dado luego sobre el Parque Sur, tal es así que las tareas de control se prolongaron prácticamente hasta el inicio de la mañana. Esto último respondió a que los llamados y denuncias por presuntas reuniones sociales y fiestas clandestinas lejos estuvieron de limitarse a estos dos casos, sino que provinieron de numerosos puntos de la ciudad. En ese sentido, las fuentes consultadas, además de dar cuenta de una noche “complicada”, admitieron la preocupación por la situación.

 

Por otra parte, en el Parque Mitre fueron infraccionados varios conductores por “ruidos molestos”, principalmente por la música a alto volumen. Asimismo, también se detectaron faltas a la Ley de Tránsito, como el caso de un motociclista que hacía “Willys” y que cuando fue interceptado no sólo se constató que la moto tenía prohibición de circular sino que además su conductor carecía de documentación habilitante.

 

Por último, vale mencionar que actas por “ruidos molestos” también se labraron en domicilios particulares, situación que fueron detectadas a partir de los reiterados llamados y denuncias de vecinos.