¿Cómo es el control de protocolos en colonias y piletas de Olavarría?

Cerca de 20 clubes y privados comenzaron las actividades de agua y recreación. Personal de la subsecretaría de Deportes visita cada espacio para supervisar el cumplimiento de normas.


La subsecretaría de Deportes y Recreación de la Municipalidad de Olavarría visita cada uno de los espacios donde se realizan actividades de agua y recreación en vacaciones de verano.

 

Son cerca de veinte las opciones entre clubes y privados y durante esta semana se completa el inicio de las actividades, ya que algunos lugares ya habían comenzado hace un par de semanas y tuvieron el paréntesis de las Fiestas.

 

Según se informó desde el área municipal, se encuentran llevando adelante visitas a cada uno de los espacios para verificar el cumplimiento de las normativas y sugerencias vigentes. Estos aspectos fueron notificados a cada una de las colonias en las reuniones concretadas a principios de diciembre y en los contactos periódicos donde se evalúan dudas y consultas.

 

 

¿Cómo es el control?

 

Dentro del protocolo de rigor, se constata que las colonias cuenten con un croquis del lugar, vestuarios inhabilitados, ausencia de kiosco, espacios delimitados de trabajo para actividades colectivas al aire libre, habilitación municipal y lugar para aislamiento de personas sintomáticas.

 

Respecto al personal, se observa la presencia de guardavidas y de encargados de limpieza; y en cuanto a lo administrativo, el ingreso escalonado de los asistentes, el cronograma de circulación interna, un libro de aforo (quienes concurren en cada día y turno), y termómetro infrarrojo.

 

En higiene, se debe contar con jabón líquido, toallas de papel, cestos de residuos y alcohol en gel o líquido al 70%. Para la seguridad acuática, debe estar establecido un espacio delimitado para guardavidas, elemento de flotación, silla identificada, bolsa de residuos patológicos y tapabocas descartables.

 

Los guardavidas tienen la obligatoriedad de uso exclusivo de guantes descartables, tapa nariz y boca, lentes de protección y alcohol en gel o líquido al 70%.

 

Desde la subsecretaría indicaron que hasta el momento “no ha habido incumplimiento de la reglamentación” y aseguraron que “todos entienden que son los responsables de la sanidad en su espacio y que los cuidados deben ser extremos para que cada persona y la continuidad de la actividad no corran riesgo”.

 

Además, destacaron que “han agregado acciones de control interno para prevención y eso lo vemos muy acertado. En esto, como en todo, la responsabilidad individual es clave. Es un trabajo en conjunto para el bien de todos”.