Secuestraron una importante cantidad de dinero en la recaptura del preso evadido de la Unidad 27

Se logró conocer que llevaba alrededor de 100 mil pesos y 5 mil dólares. Persisten las averiguaciones.


Con el correr de las horas trascienden mayores detalles de la causa que se inició a partir de la evasión de un preso de la Unidad 27, en un caso que se registró en la mañana de este lunes en el complejo carcelario situado en el trayecto entre Sierra Chica y Colonia Hinojo.

 

La investigación se encuentra en manos del fiscal Lucas Moyano, quien se encuentra al frente no sólo del estudio de lo actuado hasta el momento sino también de la coordinación de diversas medidas de prueba que permitirán no sólo establecer los hechos, sino también las responsabilidades o partícipes. Esa cuestión lejos está de limitarse a las personas que habrían brindado “apoyo externo”, una de las pocas certezas que posee actualmente la instrucción, sino también si hubo algún tipo de negligencia o inoperancia por parte del personal de seguridad, entre otra serie de variables.

 

 

Se trata de Rafael Galván Lencina, un hombre de 57 años y nativo de Santiago del Estero, pero con último domicilio en la ciudad de Bahía Blanca, hacia donde se presume que el recluso intentó arribar teniendo en cuenta el sitio donde se concretó su recaptura. Es que se dio sobre la Ruta Nacional 3, cuando se movilizaba precisamente con dirección al sur de la provincia.

 

Fue personal del Comando de Prevención Rural de Coronel Pringles, dependiente de la Superintendencia de Seguridad Rural de Tres Arroyos, quienes llevaron adelante la captura en un operativo cerrojo que también incluyó tareas sobre las rutas provinciales 51 y 85. Fue alrededor de las 11.45 cuando los agentes de seguridad interceptaron el Fiat Cronos en el que viajaba el recluso.

 

 

El dato relevante que logró conocer este portal es que en su poder se secuestraron 100 mil pesos y 5 mil dólares, además de dos teléfonos celulares.

 

Galván Lencina se encuentra actualmente a disposición del Juzgado de Ejecución Penal de Bahía Blanca, desde donde se deberá resolver dónde seguirá purgando la pena a 13 años y 6 meses de prisión a la que fue condenado en el 2018, tras ser hallado culpable del delito de “robo doblemente agravado por su comisión en poblado y en banda”.