El Jefe del Servicio Penitenciario recorrió las cárceles de Sierra Chica

Impartió directivas, recorrió obras e inclusive fue parte de un conversatorio con personas trans privadas de la libertad.


En las últimas horas llegó a Olavarría, más precisamente a Sierra Chica, el jefe del Servicio Penitenciario Bonaerense, Xavier Areses. En su visita, según se añadió, recorrió las Unidades 2, 27 y 38, todas dependientes del Complejo Centro Zona Sur, con sede también en la localidad.

 

“El objetivo de la visita fue encontrarse con directivos y personal para reafirmar los lineamientos de trabajo que impone el Covid”, se narró por vías oficiales a la par que se daba cuenta que en el mismo marco se reconoció al personal y se inspeccionaron obras y actividades que se llevan adelante en cada una de las sedes carcelarias.

 

 

En la Unidad Nº 27 fue recibido por el jefe del Complejo, el Inspector Mayor Darío Castagnino y el Secretario de Coordinación, Inspector Mayor Abel Ramírez. Se añadió que “en cada uno de los encuentros con los agentes de las tres dependencias el agradecimiento fue el eje de las palabras del funcionario, destacando la necesidad de reconocer y valorar el esfuerzo del personal como parte de la franja de esenciales en la sociedad y el avance del diálogo para la resolución de conflictos”.

 

En la Unidad N° 38 la recorrida tuvo el acento en el hospital modular que está en su etapa final de equipamiento, mientras que en la Unidad 2 fue parte de la primera reunión presencial del conversatorio que la ONG Justicia Restaurativa Argentina mantuvo con las personas trans privadas de libertad.

 

 

El coordinador de la ONG, el doctor Andrés López -quien es además Defensor Oficial del Juzgado de San Martín- junto a María de los Ángeles González Nuevo, subdirectora de Políticas de Género del SPB, lo invitaron a participar de la jornada junto a los voluntarios que llegaron hasta Sierra Chica para conocerse personalmente con las internas con las que llevan adelante un conversatorio quincenal desde el mes de abril del año pasado.

 

Al aire libre y en un semi círculo, los voluntarios y las internas e internos del pabellón de diversidad sexual tuvieron la oportunidad de intercambiar ideas y despejar dudas frente a los funcionarios. Irene Pizarro es voluntaria y  acerca del trabajo de la ONG explicó que “somos un grupo de gente que recorre las cárceles haciendo talleres restaurativos. Este año, por la pandemia, no pudimos hacerlos presenciales, pero lo positivo de la virtualidad es que nos permitió llegar a lugares más alejados a los que antes no accedíamos. Por medios virtuales pudimos acceder a las chicas que están alojadas acá y desde abril nos encontramos en conversatorios que están destinados a la población trans. El grupo está integrado por Paola Barrientos que es actriz, Cecilia Bertolotti que es directora de un jardín de infantes y Alejandra Flechner, que también es actriz y hoy no pudo venir porque estrenaba una obra. Hoy vinimos a hacer por primera vez el taller de manera presencial y trajimos regalos para agasajarlas”, comentó.