Vacunas: La causa se investiga como “delito contra la salud pública”

Trascendieron además detalles del informe que ingenieros de la Facultad de Ingeniería realizaron sobre el freezer donde estaban las dosis que se echaron a perder. “Era un equipo viejo”, “tarda mucho en arrancar”, se añadió.


“Tarda mucho en volver a arrancar”. De esa manera una fuente vinculada con la investigación que pretende establecer qué sucedió con las dosis de Sputnik V que debieron ser desechadas debido a la pérdida de la cadena de frío arrojó algunas precisiones del informe realizado por profesionales de la Facultad de Ingeniería, que fueron quienes estudiaron y analizaron el freezer donde estaban las vacunas contra el coronavirus.

 

 

No obstante, tal cual se ha aclarado desde el inicio de la causa, restará conocer si lo sucedido se constituye en un hecho penal o todo culminará en cuestiones administrativas puertas adentro del Hospital Oncología, centro asistencial donde estaba el freezer y las dosis en cuestión. “No es lo mismo una responsabilidad penal que una administrativa”, había dicho días atrás a este portal la titular de la fiscalía 10.

 

En ese sentido también se registraron importantes novedades en las últimas horas, ya que este portal también pudo conocer que días atrás las actuaciones pasaron a estar encuadradas como “delito contra la salud pública”, en términos del artículo 200 del Código Penal. “El que envenenare, adulterare o falsificare de un modo peligroso para la salud, aguas potables o sustancias alimenticias o medicinales destinadas al uso público o al consumo de una colectividad de personas”, puede leerse en ese apartado, donde se detalla además que una posible condena por este delito va de 3 a 10 años.

 

 

Todo es materia de estudio de la fiscal Viviana Beytía y su equipo de trabajo de la UFI 10, a quien corresponde la causa por la fecha en la que se registró, que coincidió con la cobertura de la feria que llevaba adelante la funcionaria judicial olavarriense. Vale destacar que se enfatizó que al momento no hay personas imputadas.

 

Por estas horas la atención gira en torno al freezer, del cual se precisó que “era un equipo viejo”. Tal es así que se añadió que es del año 2013 y que presentaría una suerte de desperfecto en el motor, más precisamente que “tarda mucho en volver a arrancar”. Para cotejar y sumar nueva información también se requirió la colaboración y pericia del servicio oficial de la firma que fabricó el equipo.

 

 

Es aquí donde cobra relevancia el corte eléctrico informado por Coopelectric en el inicio de la tarde del domingo, precisamente la jornada previa a descubrir la pérdida de la cadena de frío.

 

Todo ello será materia de estudio de la justicia, desde donde se aguarda también por el arribo del informe de la policía Federal, más precisamente de la división de Comunicaciones con sede en Mar del Plata, con respecto al análisis de las cámaras de seguridad. Los resultados de la pericia, según trascendió, llegarían en los primeros días de febrero.