Tandil: el comité de emergencia sugirió volver al “estadio rojo”

La vecina ciudad tiene un alto nivel de ocupación de camas hospitalarias, y los contagios no disminuyen. La Jefa de Guardia del Hospital Ramón Santamarina dijo que la situación es “crítica y muy alarmante”.


Tras una importante suba de ocupación en la terapia de los centros de Salud de Tandil, el comité de emergencia de la vecina ciudad sugirió volver a un “estadio rojo” para controlar la situación y evitar el colapso sanitario por la pandemia de COVID.

 

Si bien hubo menos casos positivos en los últimos días, el uso de camas continúa en ascenso, superó la veintena y se acerca al “colapso sanitario” según afirmaron profesionales de la salud.

 

Tal es así, que la Jefa de Guardia del Hospital Santamarina, Cecilia Martens, admitió en diálogo con El Eco de Tandil que uno de los criterios del uso del sistema de semáforo sanitaria es el índice de ocupación de camas en hospitales y “estamos en una situación crítica, muy alarmante”.

 

En este momento, Tandil se encuentra en el Estadio Amarillo según el mencionado esquema y en Fase 4 para el Gobierno provincial. Sin embargo, en una reunión que se dio el pasado lunes, se recomendó volver al “semáforo en rojo” dado que la ocupación de camas es muy alta y además, se notó una “distensión” en las pautas de cuidados por parte de los vecinos.

 

Además de las complicaciones de un potencial colapso, el cansancio médico es otro dato a tener en cuenta: “Es muy angustiante para los médicos que trabajamos en emergencia porque no hay camas en la ciudad, quedan una o dos en las terapias intensivas y salas generales que atienden pacientes con Covid-19. Debe tomarse muy seriamente porque la verdad es que no tenemos disponibilidad de camas, tanto para pacientes con coronavirus como para otros pacientes con otras necesidades”, describió Martens.

 

La situación es tan preocupante, que Martens deseó no tener que llegar a “decisiones difíciles” como se ha visto en otros países donde la disponibilidad de camas y respiradores se resintió tanto que obligó al personal sanitario a elegir a quiénes ofrecer los cuidados.

 

“Si se siguen incrementado los pacientes internados no sé si se va a poder dar repuesta. Sin ser alarmista, esto es contar la realidad de lo que pasa en la ciudad, tenemos que cuidarnos de todo: accidentes de tránsito, usar casco, no beber en exceso, controlar enfermedades crónicas. Y por los demás, las recomendaciones son siempre las mismas”, enumeró.

 

Información: El Eco