Adelantan detalles del protocolo para el regreso a clases presenciales

Los alumnos deberán usar barbijo “todo el tiempo” y en las escuelas con mayor aglomeración irán, en principio, dos veces por semana. Las clases comenzarán el 17 de febrero para los estudiantes “con dificultades” y el 1 de marzo para el resto.


Luego de la decisión de regresar a las aulas para brindar clases en formato presencial, el gobierno comenzó a adelantar algunos detalles del protocolo que se utilizará para que los niños y niñas bonaerenses puedan asistir a la escuela al menos dos veces por semana.

 

En principio, se adelantó que los alumnos que hayan tenido diversas dificultades durante 2020 y las clases virtuales comenzarán las clases el 17 de febrero, y el resto lo hará el 1 de marzo, fecha oficial del inicio de clases en todo el país.

 

La provincia se encuentra organizando la “presencialidad” en la nueva normalidad y se prevén, en tanto, al menos dos días de la semana en las aulas, otros dos días con clases virtuales y el quinto día hábil se realizará un seguimiento de la virtualidad, combinando los dos sistemas, el tradicional y el que predominó durante 2020 con la pandemia.

 

Pero además todo dependerá de la matrícula de cada institución: en aquellas instituciones con menos estudiantes (como las escuelas rurales con pluriaño) las clases presenciales podrán tener lugar de lunes a viernes, mientras que en otras se implementarán los esquemas duales o híbridos que combinen las actividades presenciales y no presenciales.

 

Otro punto que será clave de cara a este regreso son los horarios: se buscará que haya escalonamiento de ingreso y egreso para evitar los aglomeramientos para llevarlos o ir a buscar a los alumnos.

 

Además, el denominado “Plan Jurisdiccional para el Regreso Seguro a Clases Presenciales” contempla una serie de pautas organizadas a través de ocho protocolos de infraestructura edilicia; limpieza y desinfección para establecimientos educativos; actuación ante casos Covid-19; funcionamiento de bibliotecas escolares y uso de transporte escolar, entre otros.

 

El uso de tapabocas será obligatorio y permanente para estudiantes, docentes y auxiliares, sumado al distanciamiento de 1,5 metros entre estudiantes y dos metros del docente y en espacio comunes. Finalmente, también habrá reglas más comunes tales como la higiene frecuente de manos, el control de temperatura al ingreso del establecimiento, la ventilación de los ambientes y el mantenimiento de las puertas y ventanas siempre abiertas.