Robaron dos transformadores: es el segundo hecho en menos de un mes

Fue, otra vez, en la zona de Circunvalación Sur y La Rioja. Desde Coopelectric advirtieron por baja presión en el servicio de agua. Cuatro transformadores robados desde septiembre a hoy.


Durante la mañana Coopelectric tomó conocimiento sobre el robo de dos transformadores trifásicos de 63 y 40 KVA (33000/380 Volts) que alimentan dos pozos de extracción de agua del servicio sanitario. El ilícito será denunciado.

La concesionaria de los servicios de electricidad y agua dio a conocer la novedad en la mañana de este jueves y señaló que “según la información recabada, el hecho vandálico habría ocurrido durante la madrugada de hoy en la zona de Circunvalación Sur y La Rioja”.

Cabe señalar que es el segundo hecho del mismo tipo en menos de un mes: a fines de diciembre también se había registrado un robo de transformadores en el mismo sector.

En tanto, el 28 de septiembre Coopelectric había denunciado el robo de un transformador también en ese sector de avenida La Rioja donde se alimentan los pozos de extracción de agua.

Con esto, son cuatro transformadores robados a la cooperativa cuatro meses.

Advertencia

Respecto de la situación actual, Coopelectric indicó que “el personal operativo de Energía Eléctrica se encuentra realizando las tareas necesarias para reemplazar ambos transformadores”.

A su vez, se advirtió por la afectación en el servicio de obras sanitarias: “al estar interrumpido el funcionamiento de dichos pozos podría generarse baja presión de agua en el Servicio Sanitario. Por tal motivo, solicitamos a los vecinos hacer un uso racional y administrar su consumo de forma tal que puedan abastecerse con la reserva de su tanque domiciliario”.

“Este hecho representa un perjuicio material para un Servicio que nos pertenece a todos los olavarrienses, por lo que en las próximas horas Coopelectric radicará la denuncia correspondiente” se adelantó.

Por último, la cooperativa resaltó que “quienes incurren en este tipo de delitos ponen en riesgo su propia vida al violentar instalaciones eléctricas que requieren de personal calificado y elementos de protección personal para ser manipuladas”.