Marcha por Matías: “No fue por la música, lo mataron por matar”

Lo aseguraron amigos y familiares de Matías Cabral, el joven asesinado en el barrio 12 de Octubre. Central de Noticias habló con los presentes quienes aseguraron que “vinieron directamente a matar”.


Este viernes se concretó en el Paseo Jesús Mendía una concentración y posterior marcha para pedir justicia por Matías Cabral. El joven de 21 años recibió un disparo en la zona del abdomen que lo hirió gravemente, ocasionándole la muerte minutos después.

 

El hecho se registró el último fin de semana en las inmediaciones de Mitre y Calle 17. Las versiones oficiales indicaron que la principal hipótesis gira en torno a una discusión por el volumen de la música. Además, en la continuidad de la investigación, se señalaron disputas previas entre las personas involucradas en el lamentable episodio.

 

 

Familiares y amigos de Matías, dialogaron con Central de Noticias y aseguraron que “vinieron directamente a matar, hay muchos impactos de bala. Podrían haber matado a más personas”.

 

Además, insistieron en desmentir la pelea por el volumen de la música y en señalar la participación de tres personas en el hecho: “los tres dispararon”.

 

 

Sandra Ibarra, suegra de Matías, contó que “no fue por la música alta, nada que ver con la música. Pasaron y fue una discusión entre ellos”.

 

“Lo que pasó es tan injusto, le quitaron la vida a un chico bueno, trabajador, muy luchador con la familia. Iba a ser padre de mi nieto que está a punto de nacer”.

 

Ibarra agregó que “él es de Azul, no hacía un año que estaba en Olavarría y no vivía en el barrio. Solo venía a acompañar a mi hija porque está a punto de dar a luz”. Entre los presentes también pudo verse a Yesica Salguero, la madre de Enzo Marconi, el joven asesinado hace prácticamente un año en el barrio Jardín.

 

 

Antes de dar inicio a la marcha, una vecina leyó una carta escrita por la novia de Matías, en la que expresó que “me robaron tan pronto tu vida, hoy te necesito más que nunca. Injustamente te dispararon y te fuiste sin ni siquiera conocer a tu hijo. Que paguen los tres que fueron”.

 

 

Si bien la familia enfatizó en varias ocasiones la participación activa de tres personas, la causa cuenta actualmente con una sola persona detenida. Se trata de Julián Castro, quien días después de los hechos se entregó en la comisaría Primera. Horas más tarde fue remitido a la sede judicial local, donde se negó a declarar. Está imputado de “homicidio agravado por el empleo de arma” y “portación de arma de fuego de uso civil”.