Vuelta a clases presenciales: “Todos tenemos la necesidad de empezar”

El Jefe Distrital de Educación, Julio Benítez, habló de las medidas y planificación prevista para el reinicio de la actividad educativa en Olavarría. Las condiciones, la higiene y la responsabilidad de movilizar 30.000 estudiantes. “Lo que más nos preocupa es el cuidado” subrayó.


Todos tenemos la necesidad de empezar, sobre todos los niños, niñas, adolescentes y adultos que son más de 30.000 en nuestro distrito. Te imaginás que deseamos volver a las instituciones educativas, todos queremos encontrar a profesores y maestros, y nuestros amigos, queremos ese espacio, esas rutinas. Las familias lo necesitan” resaltó Julio Benítez en una entrevista con Central de Noticias sobre el regreso a las aulas en Olavarría.

El Jefe Educativo Distrital añadió que la presencialidad “la necesitamos desde lo pedagógico, obviamente. Pero también desde lo emocional. Nadie quiere no volver. Todo lo contrario. Todos y todas queremos volver desde el año pasado, pero no vamos a volver si las condiciones no están dadas”.

¿Cómo será la vuelta a las escuelas? “Está prevista la presencialidad, será escalonada, será una presencialidad que comparta dos modos de interacción, presencial y virtual. Y eso va a ser por un buen tiempo” adelantó el funcionario y docente.

Día a día

Para plantear las condiciones locales, Benítez dejó en claro que se basará en lo que dispongan las autoridades nacionales y provinciales en la materia. Tuvo en cuenta que la presencialidad educativa se planteó en la segunda mitad del ciclo educativo 2020 y que para noviembre ya se había contemplado y regulado “el plan jurisdiccional con el retorno seguro a las clases presenciales”.

La apertura de las escuelas para recibir a estudiantes y personal estará vinculada a la situación sanitaria. “No se puede tomar decisiones por fuera de esa imposición que la pandemia hace. En función de ello que hay un día a día, hay hipótesis de trabajo, se hipotetiza la presencialidad en condiciones que el plan jurisdiccional ya establece” indicó.

Esas condiciones son el “tipo de burbuja, el tipo de distancia, con protocolo específico para el ingreso, la salida, la permanencia, el uso de los baños, el orden y la limpieza para la extensión y duración de la jornada para los grupos destinatarios”.

Ante la posibilidad del retorno de todos los cursos, Julio Benítez subrayó que “para que vuelvan todos los grupos hay que reordenarlos en la semana. Hay que ver la disponibilidad de los espacios, la matrícula, la cobertura de los cargos docentes y auxiliares. Hay que analizar cómo viene la vacunación en relación a los docentes. Hay muchas variables para tener en cuenta pero, sobre todo, la situación epidemiológica en nuestro distrito en particular” reiteró el jefe distrital.

Las variables sanitarias que se contemplarán para avanzar o no con la presencialidad son la cantidad de camas ocupadas en los centros de salud, la forma de contagio -si es comunitaria- y si el riesgo de contagio es bajo o alto.

A su vez, también puntualizó que “las decisiones se toman a nivel del territorio”, es decir que el inicio o no se definirá para Olavarría en su conjunto.

Ante la consulta por la posibilidad de que las escuelas rurales puedan comenzar, el titular de la Jefatura señaló que “es probable que estén en mejores condiciones para iniciar el ciclo lectivo por menor cantidad de matrícula o por la disposición de espacios mucho más grandes, pero va a ser una decisión en conjunto para todo el territorio”.

A modo de ejemplo, apuntó a que en Recalde recién este viernes comenzó el programa Verano ATR ya que “la comunidad estaba aislada porque hubo un incremento de casos”.

Fechas

La Dirección de Escuelas provincial fijó el 17 de febrero para el regreso a las escuelas de los estudiantes que tuvieron bajo o nulo vínculo pedagógico a fin de trabajar los temas pendientes de 2020. Este período se extenderá hasta el 31 de marzo.

En tanto, para el resto de los estudiantes el calendario escolar prevé iniciar las clases el 1º de marzo en primaria y el 8 en secundaria.

“Se iniciará teniendo en cuenta todo lo que ya dije” subrayó Benítez quien aclaró que en el primer grupo se cuentan mayoritariamente estudiantes “que cambian de un ciclo a otro o los que iniciaron el primer ciclo de primaria o de secundaria”.

Limpieza e higiene

Otro de los aspectos clave para la apertura de los establecimientos serán las condiciones de higiene. Julio Benítez expuso que se establecieron líneas de financiamiento para ello, y una es puntualmente para la compra de insumos para la seguridad y la higiene.

“En términos de seguridad, desde el año pasado las escuelas técnicas, agrarias y centros de formación profesional estuvieron trabajando en la provisión de alcohol en gel o máscaras faciales. Tenemos barbijos, alcohol en gel, máscaras. Las escuelas técnicas también van a hacer jabón sanitizante. En eso estamos cubiertos” remarcó.

Entre las partidas financieras especiales, hay una para la compra de alcohol, lavandina y toallas descartables que ya se aplica.

Por otro lado, también se refirió a las condiciones edilicias: ya se trabaja en algunos establecimientos para realizar mejoras. “Es una variable que no podemos obviar: no se puede empezar en una institución que no tiene sus baños en condiciones o que no tiene una provisión de agua segura” sostuvo.

¿Cómo esperar la definición del regreso a clases presenciales?

El mensaje a la familia de parte del sistema educativo es en principio, seguir cuidándose. Ninguno y ninguna podemos relajarnos, tenemos que seguir con lavado de manos, uso del tapaboca, mantener la distancia, no superar las 10 personas en las reuniones sociales” indicó el jefe educativo.

Buscó “llevar la tranquilidad de que el sistema educativo está pensando en un tópico qué es el cuidado. Nosotros tenemos una obligación, una política de cuidado. Y en esa política de cuidado encuadramos muchas situaciones en la que entra también la cuestión de la pandemia” para decirle a las familias: “cuando estemos en condiciones vamos a ir arrancando”.

Subrayó que “estamos preparándonos para recibir a nuestros niños, niñas, adolescentes y adultos en cada una de las instituciones. En eso quiero llevar tranquilidad y quiero llevar tranquilidad también en que lo que más nos preocupa es el cuidado”.

La presencialidad en las escuelas tendrá impacto en todo el distrito y ello conlleva asumir la responsabilidad que se traduce en planificación y previsión. “Vamos a movilizar a mucha gente en el espacio público, vamos a usar los transportes públicos, las calles se van a empezar a poblar nuevamente de familias, autos y a eso hay que cuidarlo y pensarlo. Excede una disputa política. Hay que pensar muy bien para cuidar a los otros, para cuidar a una comunidad, como se ha venido cuidando hasta el día de hoy” cerró Julio Benítez.